Aldrete, Bernardo
Varias Antigvedades De España, Africa Y Otras Provincias — Amberes, 1614

Seite: 108
Zitierlink: i
http://digi.ub.uni-heidelberg.de/diglit/aldrete1614/0138
Lizenz: Creative Commons - Namensnennung - Weitergabe unter gleichen Bedingungen
facsimile
io8 Lie. i. Cap. xx i'v.

que admitió a la parte a Ochozias, por la paz i amiílad, que con el
a. Tar. 20. hizo; castigo le Dios, en que la flota se perdiesse. guia habuijlifadus
3 7- cum 0choz,ia3 percufíitDominus opera tuáyContritM^funt naues,nec potue-
runt iré in Tharfís.

Con particular eíludio i cuidado procuraron los Phenices no ce-
municar su arte ni sus nauegaciones a otras gentes,traca ordinaria del
que saca a luz muencionnueiia, para gozar dei proueclío íincompa-
Hl. 17- aia -Noto lo eslo Strabón tratando de las ifks Caííiterides junto a E-
spaña.Pr//»¿f temporibus foü Phcenices a Gadtbus eo negotiatmn iuerunt,
celantes altos tjlam nauigationem.Cum autem Romam quemdamnauis
magijlrum fequerentur jut ¿r ipfi emporio- ifia addifeerent, is inmdia du~
Elus dedita opera nauim fnam in vadum compulitjn eandéque perniciem
ik qui fequebantur comecíis, tpfe e nau fragio feruatm ex erario publico
pretium amifsarum mercium recepit.Tamen Romxni refepius testal a na-
J£;w. uigatiomm addidicerut.\Taron elfo mismo los Cartagi-neses,i aun coa
maior crueldad,dellos dize también Stv abon.Carthagtnen ses vero de-
mergere peregrinos^qui in Sardiniam}velHerculis columnas nauigant
proptereaplurima occidentalium non creduntur. Tanto era lo que encu-
brían sus nauegaciones. I aunque los autores no dixeran ello del Cur-
ie ordinario.,que 01 vemos,que tienen en las coronas de Cartilla 1. Por-
tugal. en no admitir eíf. canoeros en sus nauegaciones 1 descubrimieii-
tos,pudiéramos drícurrir, a que hizieron lo mismo los Phenices, Si
bien en eísas conquistas 01 corren otras particulares razones, que no
miran a poíTeer a íolas las riquezas dellas paes llegadas a Eípaáa se re-
parten por todas las naciones.Jin quedar en ella aun vna pequeña par-
te. Sino que conuiene que se pueblen decente, que con fidelidad las
conserue en seruitio de Dios Nuestro Señor, 1 que no sea insicionada,
antes muí aficionada a el 1 al del Rei CTatholico 3 al qualco-n amor de
Señor natural elfos reinos obedecen. Pero los Phenices solo mirauan
a su interesle 1 prouecho, por el qual con gran zelo-encubrian sus na-
uegaciones,! excluían a todos para que gozaílen dellas.

Cosa es-digna de consederación 1 para mi muí grande,* aun admira-
ción, que teniendo los Tyrios, 1 su Reí Hiram tanta noticia del mar
Mediterráneo., como del Océano-, eíla que era mas difícil comuni-
caron a Salomon,ino la otra mas fácil,1 donde ellos teman tantas po-
blaciones , 1 siibian las grandes riquezas, que ama de oro 1 plata, 1 por
ventura tantas como en la otra que en pedrerías, maderas, marfil,si-
mias 1 pauos lehazia ventaja. I ii adminmos sio que 10 no creo ) que
Tharíis era Tarteíío,Seuilla, i nucílro Guadaiqumir,como algunos a
fuerca de sus ingenios 1 erudición trabajan procurando ío prouarj
tanto maior era su zelo,íi los hazian rodear a toda Africa nauegacion

incre.v-
loading ...