Aldrete, Bernardo
Varias Antigvedades De España, Africa Y Otras Provincias — Amberes, 1614

Seite: 119
Zitierlink: i
http://digi.ub.uni-heidelberg.de/diglit/aldrete1614/0149
Lizenz: Creative Commons - Namensnennung - Weitergabe unter gleichen Bedingungen
facsimile
de España. i í<?

Sed ¿rPygm<£Í3qui erantin tumhus tuispergyrum3rpsi compleueruntpul-
chritud'ztrztmm. San Theodoreto por los Pygmeos lcc3(J]íedt tn
turribustuís erant euttodes.Los lxx.Cufio'de¿.San Hieronymo pondera
quan robustas eran estas gentes^que en Tyro, i su s exercitos estauan
cíe guarnición.Entre ellas no dixo el Prophera a los Arabes^i despues
hizo memoria dellos,que venían al mercado^señal^a mi veer,euideii-
te i manifleílajque no se íiruieron dellos en sus guerras- i extremo de
sus necesidades: i por el conliguiente mucho menos enrías descubri-
mientoSji conquistaSji poblaciones para las quales^como drzen Salu-
ílio^i enroscantes les., sobró gente natural^i porque no cabían en Ty-
rOjiuan a buscarnueuas tierras,-i aíli no se puede ni deue creer ..que lle-
uaron estraños,, i mas íiendo lo tanto los Arabes 31 ágenos de todo
buen trato,i de tan perniciosas manas.

No fueran tan sabios i prudentes los Phenices , ni tan dieílros*en
el arte militar, ni de sus nauegaciones como los alabanji lo dixo i en-
carecio Plinio : In gloria magna, drc naudiumque ac bellicarvm
ARTi vmj íi semejantes gentes admitieran en íus jornadas.Dize mui
bien V egetio: Vires regni & Romani nominisfúndamentum in prima di- ' l'CA^'7'
lecluiim examinatione confiñunt. Gente que tan buen nombre i fama
teman como los Phenices no se acompañarian^ni admitirían a los que
tan malo lo tenia. Quien con malo se)unta,íino lo es^preíto sera^co-
mo el dize Epitteto: Quicuminquinato cenuerfatur 3etiamjipurusfue- ln *****
rit> ér ipfum inquinar i. ? m'5 *

Persuaden me mas a eílo algunas razones 3 que pienso que ponde-
radas en qualquiera juizio seran de momento. Los Tynos trataron
las Gosas de la paz i de la guerra con toda madurez i deí treza 31 la ía-
biduria de sus reies i pouernadores antes como demaíiada i desuane-
cida la reprehendieron los Prophetas. El bien iconseruacion de vn
remolí el daño o perdida pende i resulta déla buena dirección del arte
militar. El hoc eHy in quo totiusrcipuhlicéisalus vertitur3 dize Vegetio: Uh.\.cap.j.
i juntamente > los grandes requiíitos que conuenia que vuieíle en la
eleccion_,i leua de los soldadoSjen los quales quiere^que concurran to-
do lo bueno de virtud esfuerco i Image 3 que se puede deíTear i nada
cíe vicioso i couarde. •

Fue el tiempo antiguo mui mirado iaduertido en ello - deloqual
no se podía hallar cosi alguna en los Arabes, antes todo lo peruerso i
viciosojOue suele ser de maior daño en los exercitos^como se vio en el
cerco de Hierusalem, en los que mataron de los Hebreos por cudicia
del oro, i también por el odio que les tenian a todos los de) pueblo de
Lrael j auicndo los lleuado Vcípaírano a esta guerra por esta causa , i
aíli parece que la da por excusa Cornelio Tácito diziendo la gente l<M-Wort

que
loading ...