Aldrete, Bernardo
Varias Antigvedades De España, Africa Y Otras Provincias — Amberes, 1614

Seite: 210
Zitierlink: i
http://digi.ub.uni-heidelberg.de/diglit/aldrete1614/0240
Lizenz: Creative Commons - Namensnennung - Weitergabe unter gleichen Bedingungen
facsimile
2t0 L i b. ir. Cap. ii.

j ustamente reprehenden a los dos,,i al vno como a temerario: i se ma-
rauillan mucho délos modernos do¿tos.,que tan de veras aprehendie-
ron^ se llegaron a esta opinión. Entre ellos fue Honcala engañado de
pensar que era de San Hieronymo.
l %M trXil, Drxobien Sixto Senense,, que esto no deue parecer menudencia..,
b&re^ii. para no reparar en e|la> porque ninguna lo es en la Escntura 3 íiendo

qualquiera por pequeña que sea , causa de muchos absurdos para los
que los buscan donde no los ai¿i mostro deíTeo, que en e/le lugar i los
semejantes} la Sede Apostolica declaraíTe lo que se auia de tener para,
impedir las controueríias. Auiendo se esto cumplido} i señalado qual
es la verdadera i antiqua Vulgata, no es licito a alguno apartarse 3 ni
diílentir delía ni en vn solo ápice de como aora esta»

Los Padres B. Pererio., i Martin del Rio defienden la lección con
los argumentos que bastan para refutarlos , que se traen contraía
que se lee en la Vulgata.Pero.para luz de loque fe trata conuendra di-
latarlo.

Los que noquisteron condenar abíolutamente esta leccion.,dixe-
ron,que por ventura el Vulgato leió Qft* Itimmim,i otros, que D*Q(1
hámmim, i no Drü t Iemim. Oleasti'Ojque fue erudito i curioso en la
lengua Hebrea,i la supo como el que mas , enseña i prueua^que laminh
oJemimcs todo vno ique la mudanza de los puntos en estas diccio-
nes no basta a mudar íentido» Conforme a lo qual a de dezir, Inuemí
mar i a in deferto , idejl venas aqu& fiílf<e3 ¿re

Quando se pudiera arbitrar, el rigor de la propriedad de la Escn-
tura no admite esta explicación. Como afirma San Hieronymo con,-
ln qudsí ia tra Porphyno_,i lo notan antiguos i modernos. Bebrdi omnem congre-
Gcaef.c. i. gationem nqmrum3fitte falfirum fme dulcium vocant TW^.Prueuafe esto
en el Genelis .C'onrreeatione súue aanarum vscauit maria. Las congre-
gaciones i juntas de aguas de todo el mundo llamo mares i conlecu-
tmamente conforme a esto a cada vna por íi mar. Poco deípues esta*
* 1.16.i %. replete aquas maris,en el original^»*** tnmaribus- loh*¿Repente murta
i. congregAtufuy t.\elPsalmista. ¿hiatpfe fipermarufnndáuiteum. En
estos lugares, i sus semej antes aunque en el original no este lummim,
que en muchos esta.en todos se hallara; que se habla generalmente de
la vniuersalidad de las aguas., i mares que ai en todo el orbe i redon-
dezdela tierra. La regla i punto desto ladioi puso el Genesis 3 en el
qual despues seria gran impropnedad entender_,que dize^q hallo todos
estos mares en el delierto.Procede la Escntura congrande propriedad^
guardándola con toda buena analogía i proporción. Fuera deformi-
dad i absurdo a geno délo que auia dicho} que llamo a las congregaci-
ones de las aguasMares,aíirmar,queAna los auia hallado en el deííer-

tOj
loading ...