Aldrete, Bernardo
Varias Antigvedades De España, Africa Y Otras Provincias — Amberes, 1614

Seite: 377
Zitierlink: i
http://digi.ub.uni-heidelberg.de/diglit/aldrete1614/0407
Lizenz: Creative Commons - Namensnennung - Weitergabe unter gleichen Bedingungen
facsimile
de Africa.' 377

Tafias las, que pueden persuadir a lo que se va inquiriendo de la len-
gua.Con todo se irán juntando otras,que las saneen,i den maior fuer-
za,- como son las de los nombres délas prouinciaSjnaciones^puebloSj
montes,i rios,que hazen mas cierta comprouacion, diziendo , 1 con-
formando lo vno con lo otro.Nauegaron los Griegos a Asía, Italia,i a
otras partes del mundo.,en ellas hizieron maiores Grecias, 1 pulieron,
los nombres desus prouincias,pueBlos, i montes. Que fue el dedeo de
Eneas sino fundar vna nueua Troia por la que auia perdido ? El de
los Cartfiagineses erahazermuchas Carthagos. Délos Romanos,li-
no Romas,porque no querian otra en el mundo,mas que vna,iseííora
del,sibienel gran Conítantino dio nombre de Roma nueua , a la que
le dio <k también el íuio,- a lo menos latinizauan señalando con su len-
gua muchas regiones^ lugares. Los Españoles hizieron nueuas Ibe-
JiaSjEípañaSji Sicanias.iassi otras naciones. Todos para memoria de
íus tropheoíji victorias , i juntamente mostrar con ellos el amor,i afi-
ción del suelo natural/upliedoel detíeo del con la semej anca délos no-
bres,que ponían.Esto mismo se va viendo en Asrica,idepafíb se con-
íideraran otras particularidades de coítumbres, i modo de vida, que
muestren la trauazon,i igualdad con que estan vnidas i conformes las
vnas con las otras.siendo cierto que tanta conueniencia,i consonancia
v informe no.se puede dar en lo que es casual,i común a diferentes na-
ciones. Enlas cjuales faltando el fundamento principal de la verdad
Jníloncajque diga la causa, aunque concuerden en algunos nombres^
jioporeííosesigue, que sean todos vnos, porque no ai autoridad de
Scntores cíasilcos,que afirmen,, que aian concurrido en aquellas par-
tes gentes,que pudieron comunicar algunos nombres, i dar los de su
idioma* pero atuendo los que lo teílifiquen, se deuen atribuir a ellas.
Si este cimiento principal no se fundaren que entibe, i cresca el edifi-
, cío,de si miímo el se arruina i cae, como lo tengo escrito 1 moítrado de
los Griegos, Phenices,i Romanos, que vinieron anuestra España, en
la qual se hallan nombres, que son comunes también de Arabes como
de Phenices,no se deue dezn que son Arábicos: porque antes, que los
Arabes vinieran a España, los ama en ella puestos por los Phenices.
El exemplo que pongo en estos se deue entender de los demás.Por eíla
regla,que íiguieron los mas do£tos de los Griegos 1 Latinos, en seme-
jantes comprouaciones, se ira ajustando,como se va lo de Afnca,i pa-
ra cumplir exa&amentecon lo que pide,conuiene descender a algunas
menudencias^ que pueden descubrir el blanco, para tocar lo, i no er-
Tarlo.

Dixe al principio,que se llamó Africa vna prouínciasola,de Iaqoal
, se eílendió el nombre a eíla parte del orbe:la qual en la historia antigua

B b b no
loading ...