Aldrete, Bernardo
Varias Antigvedades De España, Africa Y Otras Provincias — Amberes, 1614

Seite: 436
Zitierlink: i
http://digi.ub.uni-heidelberg.de/diglit/aldrete1614/0466
Lizenz: Creative Commons - Namensnennung - Weitergabe unter gleichen Bedingungen
facsimile
4$5 L i b* lii. C A p. xxvi.

imperio fue el de la lengua ; creio i temió Platón 3 que con el auia de
paitar a Sicilia,i perderle la Griega. Por ess: o dixo. 17t quantum vero si-
mili ratione formidandum portenditurjota^ Sicilia m Gr¿c& lingus. §hli-
uionem lapfura videtur3 ad Phcenicum3 Opicorumque potesiatem domina-
tioxemife tranjlata. Con el imperio cor-re a las parejas^! con su ruma cae
juntamente.Por ella Procopio llamo a la Púnica Seraiphenicia. *\ un.
que vino a tanta diminución,o por mejor dezir,expiró el imperio Pu-
nico_,nosolo en España,íino en Africa, con todo las ruinas, íseñaíes
del no se loorraron,i perdieron_,antes seconseruaronenlaIengua,que
sue cali general en las partes de Africa donde estuuo.Eílo es lo que di-
116.de cm xo el Sanmffimo Auguílino.Ex UUs igitur tribm hominibm Noe_^>filijs
feptmginta tres3vet potim vtratio dec/arata ejs, feptmginta dkx gentes?
tvtidemque lingua per térras ejje cceperunt ,qu& crefeendo .ejrinfulas i mple-
neruni. Auctm ejt etiam numermgentium 3 multo amplim quam lingUA-
rum. Na?n ejr tn Africa barbaras gentes in vna Ungtia plurimas nouimus.
Esta generalidad es de la lengua Púnica , porque habla de la parte
donde ella preualecia a las de mas barbaras., como se colrge- de lo que
el mifmo san&o esenuio en el segundo tratado sobre la epistola deSan
Juan refutando los erroresj disparates délos Donatiítas, idize. Sic
honorant Chri stvm, vt dicant illum remanftjje ad duas linguas Lati-
nam& Funicam3id cft3^4fram. Quando dixo de la que se vsaua en A-
frica entendió Púnica., i lo declara mas en elle lugar. Ella i la Latina
fueron las mas comunes i principales en lo mas noble de Africa, que
es lo que baña el mar Mediterráneo, i sus ciudades, villas, i poblacio-
nes,queestauanensus termmoSj i íeentendíanser délas prouincias^
que caian fobre nuestro mar.

Con esto juntamente también es cierto', quevuo otras muchas
lenguas en Africa, i fueron tantas mas, quantoloera, loquedella
ignorauan aun sus mismos hauitadores. E ílo se reconoce muí a la cla-
ra de todo lo queai en la historia, i Geographia. en la vna, i en Ja otra
con euidencia se sabe,que vuo muchas lenguas,íi bien dellas con par-
ticularidad no ai entera noticia, ni seda írnomui obseura iconfusa.
in Ancho- San Epiphanio dize la diuríron i partición que hizieron los tres hijos
™*> de Noe como fue herederode todo el orbe:iV^ veluth&res mundi a Deo

confiitutui tribu* filiis fus vniuerfum mundum fub f irtem mifit,<¿r vnarn-
quamquepartem iuxta fortem fingulis difíribmt. Despues desto refiere,
lo que cada vno vuo en eíta partici-on,i las gentes que se propagaron
en cada suerte i las lenguas que tutueron . Al primero señala veinte i
cinco gentes, que procedieron de Sern,i otras tantas lenguas. A Cham
treinta i dos, i a Iapheth quinze^ i aunque va con gran d inunción di-
ciendo todas las naciones;i partes que ocuparon,pero no es tanta,quc

de
loading ...