Aldrete, Bernardo
Varias Antigvedades De España, Africa Y Otras Provincias — Amberes, 1614

Seite: 474
Zitierlink: i
http://digi.ub.uni-heidelberg.de/diglit/aldrete1614/0504
Lizenz: Creative Commons - Namensnennung - Weitergabe unter gleichen Bedingungen
facsimile
474 Lie. i i i. Cap. xxxiv.

t-zcn* la deíiji íi rúan. Diodor o Siculo dixoesto hablando de Arabia.cj^//^
quoque?<¿rdiuerfa carne lorumgenera prabet, tumpinguium tum macilcn-
toYum¿quorum nonnuliigibbum duplicem habent , k quo <¿? Dit i l i no~
minantur-Horum carnibm laclequc vefcunturincoU. quídam serendis o-
neribus aptifupra decemfrumenti medimmtsjhomines vero quinqué in lé-
elo iacentes vehunt.^Anacoli vero^Lagarique,quidromadum funt formas
plurimum vía conficiuntprxfertimper deferta,ejr aqu/s carentia loca. In
bello quoque dúos in certamen fagittarios ferunt dorfo contrarié inuicem
infide?2tes3alterum afronte, alterum contra perfequentem pugnantem. Et
de ^Arabia haclenu>s< Los tres modos^de que seseruian de los camellos

tib-16. dize Strabon de la miíma suerte. Et regio Nomadum viclum ex carne Us
ducentium3nam tjs & in pugna, & in faciendo itinere vtantur, & laclen
ac carn ibus vefcuntur .íLn cíios i en otros autores ai otras muchas cosas,,
que se refieren de los camellos,i las dexo de industria siendo sufíciente
auer apuntado esta¿ para noticia de laque dellos vuo en la antigüe-
dad , ai la también mui grande en las sagradas letras. Examine-
mos aora íi los vuo en Africa antes,,que entraíTen en ella IcsMahome-
taños.

Los que eseriuen de los camellos i de su naturaleza,, no tratan de los
AfricanoSjaunque demás de los que cito e viíto.,1 buseado lo en otros:i
aííí puede parecer, que no los vuo en ella halla la venida de los Maho-
metanos.Mas lo cierto es^quelos vuo muchos ligios antes,i io creería^
que los primeros 3 que parlaron de Arabia los traxeron dellacomo a-
nimal tan ordinario i prouechoso, i de que hazen tanto caso i lo tie-
nen por su riqueza. La abundancia, que aide cauallos en A frica, fu e
causa que no curaíTen al principio tanto de los camellos,, por Ja gran e-
nemiíladque entre íi tienen,i por conseruar el mas noble ,ique tanta
galantería le dio el Cnador^nohizieron tanto caso del que tan torpe
i feo es. Fue eílo mas porque en las guerras los Carthagineses., que e-
ran los que tan grandes las traxeron, se valían , i aprouechauan délos
Numidas^gente, que no subia otro modo de pelear, que a cauallo, i los
Phenicesno vsauan camellos mi para las guerras deEuropa eran a pro-
poíito^porque no sufren el caminar por montañas^ lugares asperosmi
su mantenimiento les aprouecha.,i al fin esta tierra no es cómoda para
camellos^ muí propria^i natural para cauallos. Por lo qual no vuo ta-
tos camellos en Africa, como despues, i assi quedo poca memoria del-
los en la histona , pero ai la suficiente para que della se entienda con
certidumbre, que los vuo antiguamente.

En las guerras} que Iulio Cesar traxo en Africa con Iuba i Sci-
piondize K.Yiixúo.Et carne lis vigintiduobm regis adductls. Pocos son

eítos,
loading ...