Aldrete, Bernardo
Varias Antigvedades De España, Africa Y Otras Provincias — Amberes, 1614

Seite: 484
Zitierlink: i
http://digi.ub.uni-heidelberg.de/diglit/aldrete1614/0514
Lizenz: Creative Commons - Namensnennung - Weitergabe unter gleichen Bedingungen
facsimile
Lib. iv. Cap. i,

la que aescapado de los naufragios,que con las inundaciones,! crue-
les tempestades de naciones barbaras, que maltrataron i deílruieron
lo mas noble, i mej or de todo el orbe , recogeré no todo sino lo que
conuenga para declaración,con vna breue noticia del estado en que se
hallauan las prouincias Africanas,quando entró aquel fuego infernal
que las abraso,i no direde lo mui antiguo sinode la segunda guerra
Púnica.para que deíle tiempo, i el íiguiente se reconosca lo que vuoen
el que sea propuesto determinado.

Antes de la segunda guerra Púnica , i acabada la primera fue a-
quella guerra tan pecada comopeligrosa, que tuuieronlos Carthagi-
neses, que refino Polybio , i 10 e dicho arriba, i aquí pondré vnas pa-
labras, que sinían de memoria. Carthaginenfesvero peridem íempmfi-
mtimorumac Numidarttm,&aliorum Africa, populorum bello circumuen-
ti in extremum fere di [crimen deuenerettandemfy non modo pro prouincia
fedprofe ipfis3pro libértate, pro liberis, pro filo nata/i coachfunt dimica^
re. Era la amistad, que estas naciones se hazian, violentada, que na
puede durar, i juntamente, o mas propriamente vn odio dissimulado,
con color falso, para los aprouechamlentos, que sacauan de la confe-
deración Púnica ínuidiando íiempre los menores sus aumentos i po-
tencia, i con este descontento no dexauan ocasion, ni la perdían de
procurar como oprimirla. No ai tan barbara nación ni saluage, que
sufra, que otra deícuelle, i quiera ser superior a las demás. Esto es el
odio, i desden con que todas las monarquías son aborrecidas, i sejun-
tanlos que mas adulan a tentar como dernbarlas,i abatirlas déla cum-
bre donde o Dios, o los hombres las an lebantado, i encimado. Assi
aunque Nómades j i pastores los Africanos deíTeauan echar de si la
fuercaiopressionconquelosCarthagineses tyranizauan el mundo,

i assi 'ellos fueron el eficaciísimo medio con que los Romanos los pu-
dieron contrariar i assojar: i líeuaron a sus casas otro maspoderoso
enemigo i no menos graueipecado,i aun dañoso para su libertad; diípo-
sicion, i promdencia Diuina para mas altos i ocultos intentos, que
de perniciosos i violentos medios se siruio,i procedieron para bien de
infinita muchedumbre de tantas naciones.

Acabada esta guerra, que tan sin pensar se le causo a Carthago su
orgullo i soberuia ambición, no pudó quietar se vn punto, i sin espe-
rar que las heridas recibidas en ellas, antes de sanar, assi sangrientas
antes de cicatrizarse, passó Amilcara España,que a Sicilia ni Italia no
se atreuio, sino a la parte, que el creía mas flaca, como sin dueño, i di-
uidida en tantos, que el fe prometió ser lo fácilmente de toda, en eíla
demanda perdió la vida,i defpues Asdrubal,que le sucedio en el oficio,
porcina muerte el exercito eligió a Aimiba^d qual cerco a la ciudad
* ana-
loading ...