Aldrete, Bernardo
Varias Antigvedades De España, Africa Y Otras Provincias — Amberes, 1614

Seite: 490
Zitierlink: i
http://digi.ub.uni-heidelberg.de/diglit/aldrete1614/0520
Lizenz: Creative Commons - Namensnennung - Weitergabe unter gleichen Bedingungen
facsimile
49o L i b. iv. Cap. i.

mili a aliquotcum mapalibti¿,pecoribusque fuisf ea pecunia illisejs )perfecu~
ti funt regem.C&terum MafÁfylorttm multitud o in ditionem Syphacis con~
cefsit. Quem ceperant exules montera herbidtts aquofufque <?/?, ¿r quiapé-
cora bonus alendo erat3 hominum quoque carné ac lacre velcentium abun-
de fufjjciebat alimentis. Inde noclurnis primnm incurfiombtis, deinde a-
perto latrocinio insefta omnia circa efse:maxime vri Carthavinienfis ager¿
qnia & plus pr&dái> quam inter Numidas, & latrocinium tutius erat.lam-
que adeo licenter eludebant, vtad mare deuectam pr&dam venderént mer-
catoribus appellentibus ñaues ad id ipfnm: pluresque quam i u s í o f ¿pe bella
C arthaginienfium cdderentur caperentur q$.Deplorábante a ápud Syphacem
Carthaginienfes3 infenfmnq; ¿ripfumad reliquias belli perfequendás in-
jligabant.Sedvixregium videbaturUtrontvavum in montibus confecsaru

Eneíla breue narración de Limo se descubre con mucha preci-
iíon,i claridad la vida^i modo de proceder de los NumidaSjsus tiendas,
ganados_,familias., elección del ímo comodo,abundate depasto, i agua,
el sustento de Ja carne , i leche de los eanidos.- i sus correrías laííaltos
todo retrato mui al vmo de los Scenitas Arabes. Ivmtamente con eíto
también., que afeitando los Carthagineses el señoriodel mundo,! re-
cibiendo tantos i grauissimos daños a las puertas de su ciudadano tu-
uieílen brío ni valor para remediar los , i acudieíTen a Syphax a pedir
socorrOjique tomarle a su cargo el echar de allí, al que los inquietaua
íinfeílauaji robaua toda la tierra con muertes de muchos.

Embio Syphax vn capitán suio,que desbarato a MasaniíÍ£i,eI qual
escapo mui mal herido con quatro de a cauallojqué lo ííguieron,fueron
en su alcance ¡ i deíperado deícapar se arroj b a vn no y que venia mui
crecidoji aíli raudiííimo., en el qual se ahogaron dos de los de acauallo
quelíeuauaconíigo , el enemigo que le íua íigmendo vio ahogarlos
dos., i creio fueíTe el vno dellos Maíamíía.Fácilmente nos persuadi-
mos i creemos Jo que deííeamos. Dixo se en Carthago por mui cierta
su muerte, que se recibió con publica i notable demostracion de ale-
grías aíli fue publicando se por Africa. Pero Masaniísa i los otros dos
íalieron del no con gran peligro i trabajo 3 i en vna cueua eítuuo
escondido curando sus heridas^ quando eíluuo sano sallo de la cueua,
i se rehizo de gente con eítupenda admiración de CarthagOj i de toda
Asnca^que loreputauan por muerto.Boluio a renouar se lacruerra,que
Syphax en persona apersualíon i ruegos délos Carthagineses, i por
los daños, que Masamíla hazia en su reino 3 la proíiguio hasta tanto,
<jueen vna muí reñida^ peligrosa batalla Masamíla fue desbaratado, i
se retiró a la Syrte menor, donde estuuo harta que Caio Leüo llego
con Ja armada Romana a Africa. Acudió lue^oal exercito Romano

iMasamíia, i anduuo en el con Scipion^i dize Silio quanta era la eípe-

ranca
loading ...