Aldrete, Bernardo
Varias Antigvedades De España, Africa Y Otras Provincias — Amberes, 1614

Seite: 621
Zitierlink: i
http://digi.ub.uni-heidelberg.de/diglit/aldrete1614/0651
Lizenz: Creative Commons - Namensnennung - Weitergabe unter gleichen Bedingungen
facsimile
PE A F R I C Ar

CAP. XXVI.

'£lfin que tuuo la Chriñiandad de qAfrica dejjwes
que los zAgarenos la fugetaron,

EL modo, que vsaron los Agarenos en tantas i tan grandes como
fueron sugetando tan aprieíTa corriendo de Oriente a Poniente
con maior presteza^i velocidad, quepaíTaelraioligerifíimo, se puede
entender delque tuuieron en Efpaña,i escriuieron San Eulogio ,i Al-
baro j nueílros hisloriadores,i ioe apuntado, que es el mismo que di- { T *t6r%
xeron Zonaras,Cedreno,i 1 neopnanes de las proumcias Orientales.
Dexauan a todos los Chnílianos,que querían quedar sugetos a su ty-
ranico mando .,del qual vsaron cruel i bárbaramente contra ellos!Mu-
ehos otros huian por dmersás partes del mundo eílimando mas su li-
bertadle la perdida de todo lo precioso,i muí amado, qual es el suelo
natural.i todos los bienes,i hazienda,que en el se poíseen. A los prin-
cipios no les quitauan la religión ni los templos,ni sus haziendas,i ri-
quezas,vsando con ellos de todo buen trato, sin irritar los,ni dar les al-
guna causa para que se rebela íTen.Pero despues que tuuieron ellos bar-
baros su imperio pacifico i aíTentado,i eíluuieron apoderados de toda
la tierra,, i con fuercas bailantes para reíííliiy oprimir a los, que ten-
taíTen qual quiera nouedad,isuficientes i poderosas parasustentar la
guerra,luego fueron poco a poco quitando les todo } lo quelesauian
dexado,i también las Yidas a los que de buena gana las dauan , i ofre-
cían ,antcs que dexar la religioiv.para apartar los della vsaron de su po-
tencia desenfrenada diabolica,procurando reduzir a todos los, que e-
ran sus vaíTallos, a su nefaria se&a con tantas crueldades , quantas
ninguna otra nación vsara,fíno eíU, que es la peor i mas iniqua , que
íesabe.

Ello mismo es sin duda,i muicierto,que hizieronen Africa,enla
qual hallaron tantos entre los Chriílianos, que no lo eran , antes tan
-vnos i parecidos en todo con ellos, que no se diferenciauan mas 3 que
en la Se¿la deMahoma: i assi fácilmente se deuieron de vnir i juntar
para perseguir a los ..que tanto odiauan i aborrecían , i j untos pudie-
ron su getar tantas i tan grandes prouincias. La obílinacion, con que
perseueraron los Moros procurando siempre de echar de si i sugetar a
los Romanos, fue tan grande, i contales ansias,que venida la ocaíion
es cierto ñola perderían. De la misma suerte, que hizieron los ludios

lili 3 en
loading ...