Aldrete, Bernardo
Varias Antigvedades De España, Africa Y Otras Provincias — Amberes, 1614

Seite: 626
Zitierlink: i
http://digi.ub.uni-heidelberg.de/diglit/aldrete1614/0656
Lizenz: Creative Commons - Namensnennung - Weitergabe unter gleichen Bedingungen
facsimile
£i£ Li Br iy. Cap. xxvii.

i lo veremos en estas mismas. Según lo qual aquí no-se trata de Tmgi
cabecade ia Tingitama, i íi valiera adiinnar } creiera, que quando la
lei e escnuio,m Zeugi, ni Tingidezia, con que estaua mejor, i mas
clarad la dicción mas pura i elegante^ mas conforme con el principio
como lo vera quien la leiere íín ella.

En estas leiessehaze al pnncipiovnbreue sumarlo de las cosasde
los Wandalos,de sus guerras, i exceílos, i para reformación de lo que
en espaciode nouenta i cinco años , que tuuieron a Africa se auia
estragado,i deformado, dispuso-Iustimano todos los mimstros del go-
memos de justicia por todas las prouincias. Desde el Vrxfeóto Preto-
rio, Consulares,Preíidentes i íuezes: hasta todos los osiciales inferio-
res, i sus tnbunales,señaiando Ies estrpendios,i sus prouiíiones i apro-
uechamientos, para que el gouierno político i administracion de la
justicia fusíTe con toda reétitud,i moderación,de la qual pende e] bien
de vna república.

Atuendo dispuesto,lo que es de la paz, i que mas adorna i hermosea
las prouincias i ciudades, que es la justicia, i policía dellabien orde-
nada i compuerta: trato luego de la,que la ama de conseruar, i prohi-
uir, que no se perturbe, principalmente donde auia tantos enemigos-,
que no tratauan de otro,que de turbar la quietud i paz: esta es la discf-
p!ina militar, de tanto pFouecho para bien de la república, si esta en el
punto que deue: Con ella el labrador, pastor, i todos los del exercicio
rustico pueden viuir, isustentara los ciudadanos, iquehauitan las
poblaciones,que íin ellos no pueden permanecer, i ni los vnos ni los
otros, lino tienen fuertes murallas de diestros i expertos soldados,que
tanto con la virtud i esfuerco de sus bracos como de toda buena com-
postura los defiendan de los aíTaltos,i inuasiones de los enemigos.

Trato pues en la leí íiguiente el Emperador délos esquadrones de
Toldados biendisciplinados,compuestos, i ágenos de hazer qualquiera
insolencia, i exorbitancia. Los que con rigor trataron en su punto la
milicia, tenían a los que sondellatan enfrenados, i ajustados, que
ninguno de los que presiimen,que viuen bien para con los hombres lo
esta mas; i asii todoloquedestodesdize, no es disciplma militar ,sino
juntas de hombres facinorosos que no defienden , lino destruien las-
prouincias. Tenia Iustiniano la mirapuesta,que las guarniciones que
poma en Africa no solo defendieísen los términos, i limites del impe-
lió, sinólos dilataílen como solian estar.Para lo qual demás de ios sol-
dados Comitatenses, quisoque vmeííe los limitaneos.que eran los de
las fronteras, i presidios, queguardauan los términos nodexando
entrar el enemigo, i dize: Pro limitarte ü vero ordimwdis, quid neccjfí-
Yium nohií ejfe vi de tur, vt extra ComitAten ses milites, per eajlra ml#e*
loading ...