Aldrete, Bernardo
Varias Antigvedades De España, Africa Y Otras Provincias — Amberes, 1614

Seite: 640
Zitierlink: i
http://digi.ub.uni-heidelberg.de/diglit/aldrete1614/0670
Lizenz: Creative Commons - Namensnennung - Weitergabe unter gleichen Bedingungen
facsimile
<&p L i b. iv. Cap. xxx. d e Africa.

verdad,principalmente s¡ ai apariencias que la cubren, con que ho to-
dos pueden,auque la inquieren descubiirla. Desto se originan las se&as
i opiniones^ variedad dellaSji cada vno con la ambición procura de-
l.TMYom, fender lasque vna vez aprehendió-Clemente Alexandrino dixo ibie.

Clarum eíí enim3quodcu vtritasfit ardua ¿r difficilis,proptereafanefue-
runt qu&íüones>ex quibw3qu& nimio fui amore laborant3 ejrfuntambitio-
s<£}&gloria cupiddfuntharé ses eorum quiñón didicernnt quidem,fedfibi
cognitioms fumpfere perfu/ifionemStnoda. la miíma verdad la liiZji mo-
do como se ade inquirir,fácilmente se ierra. Dixo el miímo.Neceffe eíi
hbi in maxim¿s,eos3qiii res máximos aggudiuntur ¿ nifi regulam veriu-
iisab i^faveritate acceptam tenuerint.

Para inquirir la verdad de lo que se a propuesto^íino me engaño^an
íidosuficientes las conieduras^i prueuas.que íean traidomodexando
las que podían seren contrario^i íibien a algunos parecerá, que no tie-
nen la euidencia i demoítracion,que ellos quiíieran,deuen coníiderar
las circunstancia s,i calisas ..que ú} para que no aia ni se hallen maiores,
i que estas son las que pueden ser inficientes 3 i si no lo ion ¿ ni ellas ni
otras algunas lo podran ser.

FIN.
loading ...