Arfe y Villafañe, Juan de  ; Enguera, Pedro   [Hrsg.]
Varia Commensuracion Para La Escultura, Y Arquitectura — Madrid, 1773

Seite: 119
DOI Seite: Zitierlink: i
http://digi.ub.uni-heidelberg.de/diglit/arfe_villafane1773/0127
Lizenz: Creative Commons - Namensnennung - Weitergabe unter gleichen Bedingungen Nutzung / Bestellung
0.5
1 cm
facsimile
HUESOS DEL CUERPO. TIT. II. * 19

TITULO IX

BE LOS HUESOS BEL CUERPO HUMANOi

Divídese en cinco Capítulos.

Tratando de los huesos,que es sustento T'XESPUES DE SABIDA
para elegir el cuerpo que queremos; la proporción , y me-

quiero decir del curso ,y movimiento, didas que arriba hemos ense-
que hacen cada vez que los movemos: ñado , conviene venir al fun-

porque estos son la vasa, y fundamento, damento del cuerpo huma-
sobre quien los morcillos componemos^ no , y entender los encajes,
que según la manera con que encajan, y sitios de los huesos de todo
sabremos como juegan, y trabajan. él: los quales son armadura,

sobre que todo el Hombre se
compone. Porque no se entendiendo esta parte, podríanse cometer
muchos errores : para cuyo entendimiento conviene advertir , que
los huesos son parte dura, y que no se tuercen, ni mueven sino
por sus goznes, y encajes, y que donde hahmas huesos hai mas Huesos
diferencias de movimientos; y asi, un movimiento es el del hom- ™U€Vs*n
bro , otro el del codo , y otro el de la mano , otro el del muslo, sino por
otro el de la pierna, otro el del pie ; y el cuerpo, y cabeza los hacen slls. en~
diversos, por ser compuestos de mas huesos de uno, y ser mas la
causa de sus movimientos, como parecerá adelante,,en las figuras
que ponemos; las quales serán las mismas que las pasadas.

Fue con discursos largos inquirida "TT\ARA DEMONSTRA-
por mi la certidumbre de esta sciencia, - \g cion de esta parte hemos

en que gasté gran parte de mi vida, gastado mucho tiempo , y
poniendo en esto estraña diligencia: puesto toda diligencia , ha-

que de mi propia estancia en abscondida ciendo anatomía de muchos
parte, miré gran tiempo la presencia cuerpos , y aprovechándonos
de un cuerpo embalsamado,do los gr uesos,de tener los huesos siempre
largos , y formas vi de todos huesos. delante; y asi ván puestos en

verdadera figura, y cada uno
mostrando por quatro lados , con los gruesos , y largos debidos , á
la medida que hemos dicho en el primero titulo de este segundo Li-
bro , dejando aparte muchos huesecillos , comisuras, y ternillas,
que no hacen á nuestro proposito. Y en lo tocante á los huesos, la
misma composición es en las mugeres , sin añadir, ni quitar nin-
guno.

Ca-
loading ...