Arfe y Villafañe, Juan de  ; Enguera, Pedro   [Hrsg.]
Varia Commensuracion Para La Escultura, Y Arquitectura — Madrid, 1773

Seite: 142
DOI Seite: Zitierlink: i
http://digi.ub.uni-heidelberg.de/diglit/arfe_villafane1773/0150
Lizenz: Creative Commons - Namensnennung - Weitergabe unter gleichen Bedingungen Nutzung / Bestellung
0.5
1 cm
facsimile
i4s LIBRO SEGUNDO.

CAPITULO PRIMERO-

s • i •>

TRATA DE LOS MORCILLOS DE LA CABEZAJE PESCUEZO.

Contiene quatro figuras.

cabera j>/ r0stro,y la barriga, los morcillos TO SE COMPONE

J'f OTltCf ¿ZI • I ’Bk I

quiero mostrar por bultos exteriores, I esta parte de la cara

pues solo han menester el descubrirlos con los morcillos , que se
los de la Medicina profesores, muestran en los carrillos , y

que para la Escultura describirlos, frente del rostro desollado,
cubiertos de pellejo son mejores, porque aquella manera es pa-

pues por la superficie ha de juzgarlos, ra solo Médicos, y Cirujanos,
quien quisiere mejor saber formarlos. y no para la Escultura, y Pin-
tura ; pero componemos un
rostro sobre el hueso que se ha mostrado , hinchendo los vacíos que
hace , formando los ojos en las cuencas de la calabera , y las nari-
ces , que lleguen á cubrir todo el agugero de su lugar, y al derecho
de los dientes se hace la boca , y la barba se hace sobre la quijada
de abajo , guiando todas estas partes por la medida pasada. Des-
de las narices á los lados de la boca bajan dos gijones , señalados

F. tan largo , que vienen á juntarse con la punta de la barba, y es
la mayor parte de ellos del pellejo. Otros bultos, señalados con la

G. se hacen sobre el principio de los huesos yugales , que llaman
megillas. La frente tiene ocho tolondrones redondos, los dos señala-
dos Y. hacen el sobrecejo, y otros dos, señalados K. hacen el asien-
to de las cejas: los quatro restantes hacen la frente. Todos estos
muestra el hueso , con ayuda de los morcillos de la frente, y el pe-
llejo. El hondo de la barba cubre un morcillo del . hueso Yoyde,
señalado Y. y la H. muestra un morcillo, que llaman maxcador,
que cubre toda la quijada de abajo , y sube hasta el hueso yugal.

De siete ñudos que el pescuezo tiene,
diez y ocho morcillos , á los lados
puestos están, de quien su origen viene, cuerdas , y morcillos , unos
aunque son al nacer algo delgados, de la lengua , otros de un
su postura entre sí mal se conviene, huesecillo que la mueve, que
por ir unos con otros enredados, llaman Yoyde, otros del gar-

por ser unos delgados, y otros gruesos, gavero, y otros de la cabeza:
unos derechos ir , y otros traviesos. de todos los quales se nota-
rán los descubiertos, porque los de estos ñudos no se vén.

El pescuezo se

compone de muchas

POR
loading ...