Arfe y Villafañe, Juan de  ; Enguera, Pedro   [Hrsg.]
Varia Commensuracion Para La Escultura, Y Arquitectura — Madrid, 1773

Seite: 164
DOI Seite: Zitierlink: i
http://digi.ub.uni-heidelberg.de/diglit/arfe_villafane1773/0172
Lizenz: Creative Commons - Namensnennung - Weitergabe unter gleichen Bedingungen
0.5
1 cm
facsimile
I<>4

LIBRO SEGUNDO.

CAPITULO V.

TRATA DE LOS MORCILLOS DE TODO EL CUERPO.

Contiene dos figuras.

En esto vienen , pues , á resumirse
Jos huesos,y morcillos yá mostrados,

^ figura todos con el pellejo han de cubrirse,

y ^ ontera 7* • 77

1. para mostrarse mas disimulados,
y por esíe camino han de seguirse,

/oí ew eíío querrán ser consumados, tad: lo qual, no se sabiendo,
y íow eííoí morcillos de esta cuenta, la Escultura no podría se-

íieíe jo^re trescientos y cincuenta. guirse debidamente. En las

dos figuras siguientes se mues-
tra todo lo que hemos tratado , y ván cubiertas con el pellejo, don-
de quedan debajo todos los trescientos y cincuenta y siete morci-
llos con que se liga , según esta cuenta.

failTm- Tiene quarent a y seis rostro, y cabeza, /^UENTANSE ESTOS
cilios da ochenta y nueve la barriga,y pechos, y morcillos de esta ma-

tmí°' veinte y quatro la espalda,y de allí empie-ñera: Dos en la frente , seis
quien los brazos,y manos dejan hechos, en los parpados de los ojos,
que son noventa y seis pieza por pieza, quatro en las narices, quatro
y son los que nos causan mas provechos: en los carrillos , ocho en la
ciento y veinte las piernas solas tienen, quijada de abajo, ocho el
con los quales á ser los dichos vienen. hueso Yoyde , que mueve la

lengua , catorce la cabeza,
figura de con que se cubre el pescuezo, lengua , y gargavero, ochenta y uno
espaldas pecho , estos se cubren con los de los brazos , ocho la barriga,
diez y seis el espinazo , ocho las paletas de las espaldas, catorce los
brazos , diez los codos , ocho las canillas menores , ocho las muñe-
cas, cincuenta y seis los dedos de las manos, veinte los muslos,
veinte las piernas, diez y ocho los pies , y quarenta y quatro los
dedos de los pies, con que se cumple la suma dicha.

Mediantes estos

morcillos , hace el
cuerpo los movimientos, se-
gún el efe&o para que se mue-
ve, y según le guia la volun-
loading ...