Arfe y Villafañe, Juan de  ; Enguera, Pedro   [Hrsg.]
Varia Commensuracion Para La Escultura, Y Arquitectura — Madrid, 1773

Seite: 179
DOI Seite: Zitierlink: i
http://digi.ub.uni-heidelberg.de/diglit/arfe_villafane1773/0187
Lizenz: Creative Commons - Namensnennung - Weitergabe unter gleichen Bedingungen
0.5
1 cm
facsimile
79

ESCORZOS DEL CUERPO. TÍT. IV.

CAPITULO II.

TRATA DE LOS ESCORZOS DE LA CABEZA,

Contiene cinco figuras.

Un rostro llamaremosle terciado,
quando estubiere opuesto, de manera,
que ni esté bien frontero , ni de lado,
mas que la haz se vea casi entera:
este se ha deformar en un quadrado,

O

kUANDO SE QHI-
siere mostrar un ros-
tro terciado , que ni
sea frontero , ni de lado , y
mostrar de él solo la parte

y puesto obliquamente en haz frontera, que la vista pueda determi-
despues subir las lineas mui parejas
de nariz , ojos, barba , y las orejas.

nar , mirado de un punto,
se ha de trazar de esta suerte.
Formase en un quadrangulo
una cabeza , (en la manera
que se dijo en la figura 4.) y
esta se pone obliquamente
con un ángulo opuesto acia
nuestra vista, poco, ó mucho,
lo que cada uno quisiere ,y
de los ángulos extremos se su-
ben á plomo dos lineas: y ar-
riba, entre dos paralelas, que
contenga entre sí todo el alto
del rostro, se suben del an-
cho de la nariz, boca , y bar-
ba , y de las demás partes
otras lineas , que muestran
los términos debidos al hue-
lo de la nariz , barba , megi-
llas,y oreja. Y el mismo cor-
te que hiciere la frente, y me-
gillaen el lado de fuera,aquel
ha de hacer en el de dentro,
entre la oreja , y el ojo , que
es aquella parre lo frontero
del rostro; y de allí á la oreja se vá escondiendo, según lo que mues-
tran las líneas subidas de la figura de abajo , y en todas las cosas
que se muestran escorzadas, y antepuestas, mas relieve se les dá con

las

Rostro
terciado,
figura 1.
loading ...