Polski Instytut Studiów nad Sztuką Świata [Hrsg.]
Sztuka Ameryki Łacińskiej: studia o sztuce kolonialnej, nowoczesnej i współczesnej — 3.2013

Seite: 168
DOI Artikel: DOI Seite: Zitierlink: 
https://digi.ub.uni-heidelberg.de/diglit/aal2013/0172
Lizenz: Freier Zugang - alle Rechte vorbehalten Nutzung / Bestellung
0.5
1 cm
facsimile
168 JEDRZEJ KOTARSKI



2.4. SÍMBOLOS

El primer símbolo de la revolución cubana que se filtró a las imagenes in-
ternacionales fue la imagen de una paloma'*. Este símbolo tan reconocible para
los cubanos tenía unas connotaciones especiales religioso-políticas bastante an-
teriores. Para los seguidores de la santería, negros descendientes de Yoruba, la
paloma es el símbolo del díos Obatalá"”.

Varios presidentes de Cuba, seguidores de esta religión que combina ele-
mentos de tradición de indígenas africanos con catolicismo colonial se identifi-
caban con el símbolo de la paloma. El hecho de que durante el primer discurso
de Fidel Castro una paloma blanca se sentó en su hombro y otra en la tribuna,
fue la base del desarrollo de propaganda revolucionaria de Cuba. Si fue una
maniobra preparada o una coincidencia muy favorable para los seguidores de
Castro, hasta hoy es el objeto de la discusión de los historiadores, partidarios y
opositores de Fidel. Este momento, sin duda, fue muy importante para el desa-
rrollo de propaganda cubana, ya que se identificó la paloma con un símbolo de
la paz's. A la iconografía internacional este símbolo fue transferido por Pablo
Picasso a través de su famoso dibujo. La imagen de la paloma desde entonces
se convirtió en un símbolo religioso de “cubanidad”, y durante los 50 años fun-
cionaba dentro de la propaganda cubana que prácticamente fue privada de to-
dos los vínculos con el pasado.

3. ESPACIO PÚBLICO, LOCALIZACIÓN DE MENSAJES Y LA IDENTIDAD
REVOLUCIONARIA DE LOS CIUDADANOS

El espacio público en Cuba es un mapa del mundo que refleja las normas
de pertenecer a las personas a la realidad revolucionaria” y sigue siendo pre-
sente a pesar de los 50 años de su aparición. Los grafiti siguen acordando el sen-
tido de la revolución, cuyo elemento clave es un sentido de unidad, presencia y
participación continua, comprobación de la identidad revolucionaria individual
y de las masas. La revolución dentro del espacio cubano no es un brote sino un
estado continuo, lo que recuerdan las palabras de Castro:

16 MILLER 2000: 30.

17 Duis Obatalá — según las creencias de Yoruba en Nigeria creador de la tierra y las personas,
es un símbolo de la conciencia humana. También conocido como el “Señor de la túnica blanca”.

18 MILLER 2000: 38—40.

19 Grorass 2007: 44.
loading ...