Polski Instytut Studiów nad Sztuką Świata [Hrsg.]
Sztuka Ameryki Łacińskiej: studia o sztuce kolonialnej, nowoczesnej i współczesnej — 7.2017

Seite: 73
DOI Artikel: DOI Seite: Zitierlink: 
https://digi.ub.uni-heidelberg.de/diglit/aal2017/0077
Lizenz: Freier Zugang - alle Rechte vorbehalten Nutzung / Bestellung
0.5
1 cm
facsimile
Arte y comunismo en la Argentina en la primera mitad del siglo XX

73

Colaboraciones y tensiones con el Partido

No es casual que Maldonado elija, a la hora de colaborar con la gráfica parti-
daria, este procedimiento desarrollado en Rusia de la mano de los constructi-
vistas en los años posteriores a la revolución de 1917, por su potencial senti-
do político.
El programa de la vanguardia rusa, profundamente comprometido con la
construcción de la nueva sociedad proletaria, es muy bien conocido y retomado
por el artista argentino a la hora de formular las principales premisas del gru-
po Arte Concreto-Invención. En los textos del movimiento Maldonado recono-
ce en Gabo, Tallin, Pevsner, Lissitzky, Rodchenko y los artistas del Obmuchu
(Asociación de Jóvenes Artistas) los planteos decisivos para la formulación es-
tética realista constructiva y destaca la realización de objetos de vidrio y ace-
ro, luego de vivida “la gran experiencia de la revolución proletaria”.36 Son tam-
bién estos artistas quienes realizan los primeros fotomontajes, proclamando la
importancia de la invención en el arte y la apertura de la obra a la participación
del público.
Los constructivistas rusos consideraban que un nuevo arte colectivo im-
plicaba un cambio en las técnicas de producción, pero también en la distribu-
ción, la difusión y la recepción de las producciones estéticas. Conscientes de la
necesidad de desarrollar diferentes estrategias para que el arte deje de ser una
práctica individual confinada al espacio elitista del museo experimentaron nue-
vos modos de recepción colectiva creativa a través de la arquitectura, el dise-
ño y la factografía fotográfica, con la intención de llegar a un amplio público
de masas.37
El fotomontaje que nace en Rusia hacia 1919 es fundamentalmente una
herramienta de propaganda política38, estrechamente ligada al desarrollo de una
cultura industrial y a la acción artística de masas. Según Klutsis, el primer van-
guardista ruso en emplear esa técnica, “lo que importa de esta sustitución es
que la fotografía no es el croquis del hecho visual, sino su fijación exacta. Esta
exactitud, este lado documental, dan a la fotografía un poder de acción sobre el
espectador imposible de alcanzar con el dibujo”.39 Una declaración del grupo
artístico soviético Oktiabr -integrado por Klutsis, Lissitzky, Meyerhold, Rod-
chenko y otros constructivistas soviéticos - señala las condiciones necesarias
para la realización de un fotomontaje eficaz:

36 Maldonado 1997: 43.
37 Buchloh 2004.
38 Klutsis 2003 [1931]: 245.
39 Klutsis 2003 [1924, s.f.]: 243.
loading ...