Aguilar y Cuadrado, Raphael
Guadalajara - Alcalá: 48 ilustr. con texto — Barcelona, 1914

Page: 9
DOI Page: Citation link: 
https://digi.ub.uni-heidelberg.de/diglit/aguilar_y_cuadrado1914/0011
License: Free access  - all rights reserved Use / Order
0.5
1 cm
facsimile
ALCALÁ DE HENARES

La Muy noble y Muy leal Ciudad de Alcalá de Henares, la más
alegre de las viejas ciudades castellanas, según calificativo del ma-
logrado Navarro de Ledesma, ocupa, desde la más remota antigüe-
dad, lugar preferente en nuestra historia y conserva actualmente
valiosos tesoros de arte, recuerdos de su pasado explendor.
Madre y Maestra de ilustres varones, famosa per su Universidad
que compitió con la de Salamanca, ciudad honrada de los Reyes y
preferida por el gran Cisneros, tiene en su brillante ejecutoria la
gloria inmortal de ser cuna del autor de la Galatea y de D. Quijote
de la Mancha.
La antigua Compluto, mencionada por Plinio, como población de
importancia durante el dominio de los Romanos en España, estuvo
edificada en el solar que hoy ocupa Alcalá, teniendo por límites el
rio Henares y la colina del Angel.
Posesionados los árabes de parte de nuestro territorio, y aban-
donada Compluto por sus habitantes, fundaron los invasores en las
orillas del rio una fortaleza a la que dieron el nombre de Al-Kala en
Nahr, esto es, defensa o castillo sobre el Henares. No veían con
calma los reconquistadores cristianos que en el centro mismo de la
Península ostentara su poder la orgullosa atalaya de los moros, y
ya en tiempo del Rey D. Fernando I el Magno, pusieron sitio al
castillo de Al-Kala, cayendo al fin el 3 de Mayo de 1114, en poder
de las huestes capitaneadas por el Arzobispo D. Bernardo.
A partir de esta época, que señala la restauración de Alcalá, su
nombre va unido a muchos y trascendentales sucesos de nuestra
historia patria, sobresaliendo por su gran importancia las Cortes
allí reunidas por el Rey Alfonso XI, que publicaron, en 134S, el
Ordenamiento Real, más generalmente conocido por «Ordenamiento
de Alcalá», en el que se derogaron la mayoría de las Cartas pueblas,
la fundación de la Universidad Complutense por el Cardenal Xime-
nes de Cisneros, que de su propia mano puso la primera piedra el
14 de Marzo de 1499, y el nacimiento, en 1547, de Miguel de Cervan-
tes Saavedra, varón incomparable que por su nombre y por su inge-
nio pertenece al mundo civilizado.
Lo mucho que nuestra patria supone y vale en el mundo del arte,
confirmación es Alcalá de Henares, tanto por tí Palacio de

9
loading ...