Arfe y Villafañe, Juan de  ; Enguera, Pedro   [Hrsg.]
Varia Commensuracion Para La Escultura, Y Arquitectura — Madrid, 1773

Seite: 148
DOI Seite: Zitierlink: i
http://digi.ub.uni-heidelberg.de/diglit/arfe_villafane1773/0156
Lizenz: Creative Commons - Namensnennung - Weitergabe unter gleichen Bedingungen
0.5
1 cm
facsimile

i48 libro segundo.

Otros quatro morcillos se parecen, TT^OR LA PARTE DE

aunque con diferente nacimiento, Jf la espalda se muestra en-

que ligan la espaldilla do fenecen', tero el morcillo D. que mue-
y estos causan en ella el movimiento: ve la paleta de la Espalda. Es

la paletilla pegan,y guarnecen, (to, su nacimiento del colodrillo
que siempre anda del brazo en seguimien-C, y baja por las salidas de-
de las costillas nace el un morcillo, tras de los huesos del espina-

y los tres del pescuezo , y colodrillo. zo hasta el oélavo nudo de las

espaldas , al punto S. tanto á
un lado, como á otro , y viene á ingerirse sobre cada espina de la
paleta de la espalda , apuntada con la X. y en la punta del hombro,
y también en la cabeza mas alta de la asilla: los demás están deba-
jo de este hueso , entre él, y las costillas.

Tor cí Muevese el espinazo todo entero TAE ESTOS MORCI-
qukrdo ^on diez , y seis morcillos ofuscados, | J líos del espinazo , no
$. desde el hueso primero hasta el postrero se vé ninguno fuera , que ha-

están por todas partes arrimados: ga señal determinada , salvo

á un lado uno, y á otro el compañero, los bultos T. que son gruesos,

todos mui bien unidos, y abrazados, y se hacen de los morcillos

en estos mismos huesos nacen todos, del espinazo, y del pellejo.
y en las ancas también por mucho modos^Los puntos 2. 3. 4. 5 . que se

vén en las espaldas, son par-
te de las costillas , con la carne que las cubre de los morcillos que
pasan sobre ellas, y sobre los del espinazo.

La anca no la sostiene algún morcillo, | f STA TELA DE LA
mas una tela sola la acompaña: anca tampoco se vé

de este hueso se junta un rinconcillo fuera , porque la cubren los
con el hueso mayor por arte estraña', morcillos que mueven el
y aunque el atar parece algo sencillo, muslo; pero es una tela que
es tan recia la cuerda que la apaña, rodea estos huesos de las an-
que si por partes mil se descoyunta cas con el hueso mayor del
el cuerpo, esta se queda entera, y junta, espinazo , y los tiene tan jun-
tos , que parecen todos tres
una pieza sola; y no se desgobierna por aquella parte jamás ningún
cuerpo.

SO-
loading ...