Arfe y Villafañe, Juan de  ; Enguera, Pedro   [Hrsg.]
Varia Commensuracion Para La Escultura, Y Arquitectura — Madrid, 1773

Seite: 170
DOI Seite: Zitierlink: i
http://digi.ub.uni-heidelberg.de/diglit/arfe_villafane1773/0178
Lizenz: Creative Commons - Namensnennung - Weitergabe unter gleichen Bedingungen Nutzung / Bestellung
0.5
1 cm
facsimile
LIBRO SEGUNDO.

170

CAPITULO VII-

TRATA DE NIñOS.

Guando tiene tres años la criatura,

frontera & . 7-7 , r

x. comienzan los miembros a esforzarse,

Contiene dos figuras.

A QUE EN LAS
figuras pasadas he-
cinco partes se hará toda su altura, mos tratado de la medida , y

de una cabeza,y rostro han de formarse: proporción del cuerpo en la
las dos se dan de alli á la horcajadura, edad perfedla; conviene tam-
y otras dos á las piernas han de darse; bien entender la proporción
en ancho tiene de estas una parte, que tiene en la infancia,quan-

y cada qual por tercios se reparte. do los miembros tiernos se

disponen á moverse , que es
en la edad de tres años , en la qual están los miembros del cuerpo
del Niño en su medio crecimiento. Al cuerpo del Niño, en la edad
que hemos dicho , le dieron los antiguos también proporción quin-
cupla , como al cuerpo del hombre, porque le dieron en todo su
alto cinco partes de su grueso ; la una en la cabeza, las dos en el
cuerpo , y las otras dos en las piernas, y el largo de los brazos lle-
ga al derecho de la horcajadura. Cada parte de las cinco se divide
en tres tercios; y de ellos se dá el uno á la superficie del casco, des-
de el postrer cabello de la frente hasta la cima ; y otro se dá á la
frente, desde el cabello hasta las cejas : al largo de la nariz se dá un
sexto, y el otro restante se dá á la boca , y barba , dividido en tres
partes; la una para el labio de arriba,otra para el de abajo , y otra
para la barba. El ancho del rostro tiene dos tercios, la garganta tie-
ne de ancho un tercio, y de alto otro. Este tercio mismo de la gar-
ganta está el medio desde la barba á la oreja , y el otro medio de la
barba á la holla de la garganta ;de manera, que en el perfil no se
vé garganta entre la cabeza, y el hombro. Desde la barba hasta
los pechos hai dos tercios, y de allí al nacimiento de las piernas hai
un rostro, y un tercio. Los brazos tienen de largo, desde el sobaco
hasta el dedo de medio una parte, y dos tercios, en esta manera: El
largo de la mano tiene un tercio, del qual es la mitad la palma , y
la otra mitad los dedos. De la muñeca hasta el codo hai dos tercios,
y otros dos del codo al sobaco. Los muslos tienen de largo hasta la
rodilla un rostro, y de ancho un tercio, y un sexto cada uno; y las
piernas, desde la rodilla hasta la garganta del pie tienen dos tercios,
y un sexto de largo: y de ancho por la pantorrilla, un tercio ,y un

quar-
loading ...