Polski Instytut Studiów nad Sztuką Świata [Hrsg.]
Sztuka Ameryki Łacińskiej: studia o sztuce kolonialnej, nowoczesnej i współczesnej — 5.2015

Seite: 135
DOI Artikel: DOI Seite: Zitierlink: 
https://digi.ub.uni-heidelberg.de/diglit/aal2015/0139
Lizenz: Freier Zugang - alle Rechte vorbehalten Nutzung / Bestellung
0.5
1 cm
facsimile
Panorama de los estudios sobre dechados en México

135

Un estudio que parte del estudio de las propias obras y que establece un
antecedente importante para los análisis formales y para la catalogación de los
dechados, es el realizado por Segura Lacomba, maestra de bordado e investiga-
dora textil.32 Con base en el estudio de dechados españoles, Lacomba desarro-
lló un sistema de clasificación, de acuerdo con sus funciones y características
formales. La investigadora estableció tres categorías distintas, mismas que se
presentan a continuación:

Dechados
borradores
Apoyaban la práctica del bordado o del deshilado, general-
mente se constituyen a partir de franjas o tareas, dispues-
tas de manera ordenada sobre la superficie de un lienzo, con-
formadas por la repetición de un tipo específico de motivo
o puntada.
Dechados
magistrales
Realizados a partir de una intención que podría clasificarse
como artística. Este tipo de piezas comprenden la labor de
una mano experimentada en diversos rudimentos de costu-
ra. Los motivos que los conforman se ordenan de acuerdo
con una composición y un programa ornamental generalmen-
te premeditado.
Dechados
marcadores
Esta clasificación corresponde a aquellas piezas que com-
prenden muestrarios de abecedarios y números realizados
a partir de la técnica del bordado, atendiendo distintas tipo-
grafías.33

Con base en la propuesta de Lacomba y considerando las particularida-
des que distinguen a los dechados, se puede apuntar que éstos engloban diver-
sos motivos y diseños ordenados a partir de tareas de bordado o deshilado. Las
tareas correspondientes a los diseños se desarrollaban a manera de cuadrados
o de franjas horizontales en las que se practica un solo motivo, diseño o tema;
de esta manera se reproducían patrones ornamentales de repetición, mismos
que generalmente se resolvían a partir de formas geométricas, o bien, de una
sucesión de fonnas orgánicas. En cuanto a los motivos, al corresponder a figu-
ras aisladas o a escenas delimitadas, éstos podían disponerse de manera indivi-
dual, atendiendo un orden simétrico o como parte de una composición. Como
ya han señalado otros investigadores, en algunas ocasiones las autoras y/o au-
tores de dichas labores también llegaron a plasmar en los dechados sus nom-
bres, edad, fecha y lugar de elaboración, nombre de la escuela o de la maestra,
así como algún verso.
32 Segura Lacomba 1949.
33 Segura Lacomba 1949: 71-92; Don Quijote en el campus 2005: 231-232.
loading ...