Polski Instytut Studiów nad Sztuką Świata [Hrsg.]
Sztuka Ameryki Łacińskiej: studia o sztuce kolonialnej, nowoczesnej i współczesnej — 7.2017

Seite: 80
DOI Artikel: DOI Seite: Zitierlink: 
https://digi.ub.uni-heidelberg.de/diglit/aal2017/0084
Lizenz: Freier Zugang - alle Rechte vorbehalten Nutzung / Bestellung
0.5
1 cm
facsimile
80

Natalia Fortuny

por supuesto en muchísimas producciones artísticas posteriores. Entre ellas, un
conjunto de ensayos fotográficos que indagan perturbadoramente y toman visi-
ble la relación con el pasado traumático.
Para describir la especificidad de estas obras dentro del conjunto de dis-
positivos memoriales propongo utilizar el concepto de memorias fotográficas
de la dictadura. Con esta invocación, me refiero a los artefactos visuales artís-
ticos basados en el recurso de la fotografía que se construyen en diálogo con el
pasado reciente. Las memorias fotográficas condensan tres peculiaridades indi-
sociables: su calidad de memorias sociales de un pasado en común -en un jue-
go entre las vivencias y memorias individuales y la historia-, su formato vi-
sual fotográfico -con todas las potencialidades temporales, estéticas y políticas
que este lenguaje comporta- y su elaboración artística -ya que su producción
se distingue por la creación y puesta en marcha de recursos visuales singulares
en cada obra. Las fotografías serán tomadas entonces menos como documentos
que como artefactos sociales, cuya verdad no reside en la adecuación a un su-
ceso objetivamente registrado sino en su particular construcción, en las estrate-
gias y los procedimientos de producción de sentido que animan estas memorias
fotográficas. Memorias que se valen de múltiples recursos visuales propios del
hecho artístico: el montaje, el reciclaje, la imagen movida, la reconstrucción, el
collage, las intertextualidades, y otros.
Estas fotos conjugan sus posibilidades tanto de ser huellas del mundo
como de desplegar otros mundos: metafóricos, construidos. Así, la duplicidad
propia del medio fotográfico -índice y metáfora- explota en estos artefactos de
memoria y en sus procedimientos de construcción de lo pasado. Según Jorge
Ribalta, la autonomía problemática de la fotografía -a medio camino entre la
autonomía de las bellas artes y la instrumentalidad archivística de los medios
de comunicación- la convierte en un medio especialmente adecuado para plan-
tear posibilidades de articulación entre arte y política. En estas series, la politi-
cidad de los artefactos fotográficos encuentra sus más variadas posibilidades.5
UNO: LAS MÁQUINAS DE MATAR
Parte de la obra de la fotografa Helen Zout evoca las máquinas o dispositivos
de muerte puestos en marcha por la última dictadura militar argentina. Escarba
allí donde las configuraciones del poder no pueden esconderse: en las máqui-
nas que lo componen o, incluso, en las huellas que estas máquinas han dejado
en los sobrevivientes.

Ribalta 2004.
loading ...