Polski Instytut Studiów nad Sztuką Świata [Editor]
Sztuka Ameryki Łacińskiej: studia o sztuce kolonialnej, nowoczesnej i współczesnej — 7.2017

Page: 109
DOI article: DOI Page: Citation link: 
https://digi.ub.uni-heidelberg.de/diglit/aal2017/0113
License: Free access  - all rights reserved Use / Order
0.5
1 cm
facsimile
Poéticas oblicuas. Edgardo Antonio Vigo en la Diagonal Cero

109

Emplumado.9 En 1965, tras la ocupación militar estadounidense de Santo Do-
mingo, en coincidencia con múltiples pronunciamientos de artistas e intelec-
tuales, Vigo publicó, también en el lugar del editorial, su poema “A los domini-
canos todos”, acompañado de una xilografía de su autoría de un puño cerrado
y en alto.10 11
Diagonal Cero fue también el espacio privilegiado en el que Vigo expuso
sus posiciones críticas en tomo a la práctica artística. Ya en el número 1 de la
revista, en un artículo titulado “Observador”, proponía un tipo de obra suscep-
tible de involucrar activamente al espectador en el proceso artístico:
siempre he pensado en un mensaje lleno de voltaje ‘sugestivo’, que a la
postre permita al observador (y no al simple mirador de cuadros) con en-
tera libertad ‘re-crear’ de acuerdo a una serie de conocimientos de tipo
personal, todo lo que el plástico ha volcado en el momento de la ‘cons-
trucción’ del trabajo observado. Y muchas veces, basado en esa libertad,
abordar a conclusiones formales y estéticas diferentes."
En la diagramación de Diagonal Cero Vigo recurrió a la exploración de la
forma tipográfica en su relación con el espacio de la página. Desde los prime-
ros números, la disposición no convencional de algunos títulos y la tensión en-
tre el cuerpo del texto y el blanco del papel, operaban dinamizando el soporte,
en una dirección que la revista asumirá de manera sistemática desde fines de
1966, cuando oriente su programa poético y crítico a los desarrollos de la poe-
sía experimental. La xilografía, una técnica extendida en muchas otras publica-
ciones de esos años, constituyó uno de los recursos más utilizados por Vigo en
la ilustración de las portadas y del interior de su revista. Pero en sus posibilida-
des de reproducción múltiple, el grabado movilizó, en tomo a Diagonal Cero,
otras propuestas editoriales. En 1964 Vigo inició la publicación de una serie de
“cuadernillos de xilografías”, una separata con tres grabados xilográficos con-
tenidos en una doble página de cartulina que circuló en los sucesivos números
de la revista hasta 1966.12 La primera entrega incluyó grabados de Ornar Gan-
cedo, el artista uruguayo Raúl Cattelani y el mismo Vigo.13 En las entregas si-
guientes circularon xilografías de Deisler, Nelia Licenziato, Abel Bruno Ver-
sacci y Daniel Zelaya, entre otros.14
9 Diagonal Cero 1964b. También en 1964 Vigo colaboró como ilustrador en el número 13
de El Corno Emplumado, publicado en diciembre.
10 Diagonal Cero 1965a.
11 Vigo 1962.
12 Entre los números 9-10 y 19.
13 Diagonal Cero 1964a. Un antecedente de estos cuadernillos puede encontrarse en la se-
lección “Vigo. Grabados”, aparecida en DIAGONAL CERO 1962c.
14 Cada cuadernillo incluía tres xlografías impresas con sus tacos originales y una breve nota
biográfica de los artistas colaboradores.
loading ...