Polski Instytut Studiów nad Sztuką Świata [Editor]
Sztuka Ameryki Łacińskiej: studia o sztuce kolonialnej, nowoczesnej i współczesnej — 7.2017

Page: 62
DOI article: DOI Page: Citation link: 
https://digi.ub.uni-heidelberg.de/diglit/aal2017/0066
License: Free access  - all rights reserved Use / Order
0.5
1 cm
facsimile
62

Daniela Lucena

a la ideología de la oligarquía terrateniente o en todo caso al radicalismo. Para
muchos de los participantes, la solidaridad con el pueblo ruso por parte de los
artistas presenta, en muchos casos, un sentido más moral que político. Uno de
los discursos pronunciados el día de la inauguración de la muestra hace refe-
rencia justamente a la intención de los participantes de colocar en un plano se-
cundario las cuestiones políticas, para incrementar y efectivizar la solidaridad
con el pueblo soviético. También este otro pedido, realizado el mismo día de la
apertura de la muestra, da cuenta del carácter moral que reviste en muchos ca-
sos la solidaridad con Rusia: “Y cerró el acto el señor Navarro Mouzó quien
exhortó al público, en nombre de un cristianismo bien entendido, a prestar ayu-
da al pueblo ruso que lucha en el mundo por imponer un sentimiento nuevo de
justicia”.10
El Partido Comunista, por su parte, aprovecha muy bien este clima de en-
tusiasmo desatado por la experiencia de la revolución, y la responsabilidad éti-
ca que muchos sienten con el pueblo ruso. Por eso no duda a la hora de incluir
en la exposición benéfica con la Rusia sovietista a artistas alejados ideológica-
mente de las premisas del comunismo, quienes a su vez encuentran en la mues-
tra una buena oportunidad para exhibir sus trabajos e incrementar su legitimi-
dad cultural y moral, contribuyendo con la donación de sus obras a una causa
justa.
No obstante, pese a la apertura en la convocatoria, el PCA no deja de mos-
trar su desacuerdo con aquellos artistas que se someten al rol de “bufón” que se
les asigna dentro del sistema capitalista, “obligados a distraer los ocios de quien
paga”, explotados por los nuevos mecenas burgueses que en realidad “son sus
parásitos”. Estas apreciaciones se publican en un artículo de agradecimiento
a los artistas que donan sus obras para el pueblo ruso, en el periódico oficial del
comunismo local el 4 de febrero de 1922. En aquella nota, el Partido tampoco
pierde la oportunidad de referirse al lugar sagrado que ocupan el arte en Rusia,
donde los soviets rinden “supremo homenaje” a los artistas y defienden “con las
armas en la mano” las producciones artísticas, “tesoros de la cultura universal”.
Siguiendo los juicios emitidos en La Internacional a propósito de esta
muestra, puede afirmarse que el joven Partido Comunista Argentino resulta ser
bastante tradicional a la hora de emitir sus preferencias estéticas en relación con
las producciones del arte nacional. En las notas sobre la muestra se establece la
calidad de la exposición y de los artistas participantes comparando su iniciativa
con las exposiciones oficiales:

10 La Internacional 1922a.
loading ...