Polski Instytut Studiów nad Sztuką Świata [Editor]
Sztuka Ameryki Łacińskiej: studia o sztuce kolonialnej, nowoczesnej i współczesnej — 7.2017

Page: 178
DOI article: DOI Page: Citation link: 
https://digi.ub.uni-heidelberg.de/diglit/aal2017/0182
License: Free access  - all rights reserved Use / Order
0.5
1 cm
facsimile
178

Viviana Usubiaga






[Fig. 3. Guillermo Kuitca, Nadie olvida nada, 1982, acrílico sobre madera, medidas va-
rias. Cortesía del artista.]
El artista se había “autoacuartelado” en su taller y no salía siquiera para
comprar materiales. A partir de una especie de “cirujeo” en su propio espacio
empezó a tomar puertas, pedazos de madera, restos de superficies sobre las que
dispuso sus pinturas. “Y, realmente, fue a partir de esa recolección casi míni-
ma que había a mi alrededor, que yo armé la serie”, asegura el artista.27 Su pro-
ducción comenzó a replegarse hacia una condición más íntima, como en defen-
sa propia frente al fervor nacionalista y belicista que se vivía en el afuera. El
asunto del que se aferró fue la imagen de una cama que repitió una y otra vez,
al punto de convertirla en motivo único de algunos de los cuadros de la serie.
Kuitca sostuvo:
Durante la época de Malvinas empecé a pintar cainitas... era un perío-
do en que estaba deprimido y lo que quería transmitir en la obra era que
yo me había quedado quieto con el pincel en la mano y, para producir la
pintura, lo que se había movido era el cuadro. Con lo cual lo que pinta-
ba era apenas un esbozo. La mano no tenía fuerza suficiente para agarrar
el pincel.28
Esta proxemia casi inmóvil frente a la pintura, se imprime en sus superfi-
cies, en el modo de aplicar la pintura apenas respetando las formas figurativas y
haciendo de los fondos, complejos campos donde los colores se ensucian unos
27 Entrevista de la autora a Guillermo Kuitca, Buenos Aires 2005.
28 Guillermo Kuitca en: Rejtman 1992: 68.
loading ...