Polski Instytut Studiów nad Sztuką Świata [Editor]
Sztuka Ameryki Łacińskiej: studia o sztuce kolonialnej, nowoczesnej i współczesnej — 5.2015

Page: 15
DOI article: DOI Page: Citation link: 
https://digi.ub.uni-heidelberg.de/diglit/aal2015/0019
License: Free access  - all rights reserved Use / Order
0.5
1 cm
facsimile
Las figurillas de barro y su atuendo

15

La segunda tradición corresponde al Clásico Tardío (550-900 d.C.). En
esta etapa ocurre la mayor presencia de figurillas en el mundo maya, en su ma-
yoría hechas en molde; las que al mismo tiempo eran instrumentos musicales.
Las mujeres y hombres representados portan desde la vestimenta básica como
bragueros y enredos, hasta atuendos complejos combinados con abundante jo-
yería o vistosos tocados y peinados. Evidencian también ciertas modificaciones
corporales para el embellecimiento como son la deformación craneal, la deco-
ración dental y la escarificación. Son raras las piezas de personajes con genita-
les expuestos. Varios sitios de la cultura maya en territorio tabasqueño produ-
jeron este tipo de figuras, entre los cuales destacaron Jonuta y Comalcalco [fig.
2].4 En este lapso - Clásico Tardío-, se observa en la pintura mural y las gran-
des esculturas de varios sitios del mundo maya, que una forma de distinguir
entre los personajes triunfantes, de aquellos que resultaban cautivos en un en-
frentamiento, era mostrar a los primeros con atuendos complejos mientras que
los individuos sometidos eran retratados desnudos y usando orejeras de papel.
Esta diferencia permite subrayar la importancia y afrenta que significaba para el
hombre prehispánico maya el ser privado de su vestimenta, adornos e insignias.


[Fig. 2. Figurillas de Comalcalco, representando hombre y mujeres con diferentes ro-
les sociales: mujeres de la elite, un músico y un enano. Fotografía de Ricardo Armijo.
Proyecto Arqueológico Comalcalco, INAFL]

La última tradición de figurillas, que es escasa y se concentra en sitios co-
steros del Postclásico (900-1519 d.C.), recurrió a los moldes para representar
preferentemente mujeres jóvenes, que sólo portan enredo -un lienzo de tela
alrededor de la cadera, y adornos. Las mujeres muestran una pose estática con
los brazos sobre el vientre y dientes que parecen haber sido aserrados [fig. 3],5
4 Alvarez y casasola 1985; Corson 1976; Gallegos 2003, 2010, 2011, 2011a, 2011b,
2012; Gallegos y Armijo 2004; Gallegos etal. 2008; Goldstein 1979, 1980; Rands y Rands
1965; Sánchez 1979.
5 Gallegos 2007, 2009, 2009a, 2010.
loading ...