Polski Instytut Studiów nad Sztuką Świata [Hrsg.]
Sztuka Ameryki Łacińskiej: studia o sztuce kolonialnej, nowoczesnej i współczesnej — 5.2015

Seite: 52
DOI Heft: DOI Seite: Zitierlink: 
https://digi.ub.uni-heidelberg.de/diglit/aal2015/0056
Lizenz: Freier Zugang - alle Rechte vorbehalten Nutzung / Bestellung
0.5
1 cm
facsimile
52

Daniel Ruiz Cancino

Con respecto a la iconografía en Mesoamerica elementos como los cír-
culos, espirales y “S” se relacionan con cuestiones acuáticas y de la vida cícli-
ca; la analogía aparece dada por el desarrollo de los pueblos agrícolas donde la
subsistencia comienza con la obtención de los recursos básicos dados por la tie-
rra. Conceptos manejados desde épocas Preclásicas por culturas como la Olme-
ca, donde se delimitan elementos simbólicos como cuevas, manantiales y mon-
tañas, que a su vez se relaciona con el jaguar, los batracios y el árbol cósmico
respectivamente17, este conjunto hace referencia a una triada fundamental en el
mundo mesoamericano nacimiento - ascensión, lluvia - mantenimientos y dei-
dades - congregación.
No busco transmitir dichos elementos a los diseños aquí expuestos, pero si
intento mostrar como esta serie de símbolos se conjugaron a lo largo de la his-
toria mesoamericana y los encontramos en diversos territorios, aludiendo a su
significado básico podemos hacer la analogía de los elementos representado
como signos que nos expresan una metáfora de la fertilidad de la parte feme-
nina en el universo, los círculos concéntricos en los senos de las figuras aluden
a esa fuente continua de líquido vital metáfora reforzada cuando la pieza repre-
senta a una madre amamantando a su hijo [fig. 3],
La cuestión de las espirales como torbellinos, qué como fenómeno natu-
ral se forman en agua y aire, dentro de las piezas analizadas se encuentran ma-
yormente en la parte de pelvis y vientre, ellos se conjugan con círculos y/o con
entramado de “X” hasta formar una serie de rombos, esto en conjunto o por se-
parado recuerdan elementos terrestre, acuáticos y del aire. La relación de estos
elementos con las partes corpóreas citadas pueden tomarse de los mitos mesoa-
mericanos de creación, en ellos las cuevas son parte esencial del surgimiento
de la vida, pero también lugar para los muertos, de la obtención de los mante-
nimientos, del nacimiento y morada de los dioses y finalmente acceso al vien-
tre de la tierra.18
Así el cuerpo femenino representa esta serie de virtudes exaltadas en los
diseños en ella colocados, de esta manera la figura 4 donde se puede obser-
var esta combinación de elementos hace pensar que el entramado que cubre la
pelvis hasta los muslos es la representación del espacio terrestre,19 los círcu-
los concéntricos que se observan en la incisión que figura la vulva sean las co-
mente de agua saliendo de la cueva primordial y los espirales unidos que se
encuentran por encima del anteriormente citado junto con los demás que se pre-
sentan simétricos en posición correspondan al probable referente de la unidad
dual. Igual que la pieza anterior existen algunas que presentan círculos sencillos
17 Manzanilla 2008: 112.
18 Manzanilla 1994; Mountjoy 2007; Tate 2004.
19 Tate 2004.
loading ...