Polski Instytut Studiów nad Sztuką Świata [Editor]
Sztuka Ameryki Łacińskiej: studia o sztuce kolonialnej, nowoczesnej i współczesnej — 5.2015

Page: 132
DOI article: DOI Page: Citation link: 
https://digi.ub.uni-heidelberg.de/diglit/aal2015/0136
License: Free access  - all rights reserved Use / Order
0.5
1 cm
facsimile
132

Mayela Flores Enríquez

Es importante hacer notar que, al comparar los estudios sobre los casos
mexicanos con los realizados acerca de ejemplares españoles, estadouniden-
ses, ingleses y alemanes, resulta que acerca de las piezas mexicanas se cuen-
ta con una bibliografía mucho más reducida, así como con menos seminarios
de investigación, asociaciones, e instituciones dedicadas o relacionadas con el
tema. Este hecho bien puede ser resultado de la continuidad en la práctica de
dechados y del frecuente resguardo de este tipo de ejercicios en otros países;
actualmente en México los dechados son más un tema de legado familiar y co-
leccionismo que un ejercicio vivo. Otro aspecto a considerar en relación con
esta situación es que la bibliografía española ha sido grandemente influyente en
las publicaciones mexicanas, propiciando que se privilegie el estudio de estas
obras casi en exclusiva relación con el tema del bordado y de la educación e la
mujer, mientras que en el caso de las iniciativas del resto de los países, parecie-
ra que han intentado partir de referentes distintos a los ibéricos, logrando tras-
cender los enfoques mencionados, destacando a los propios dechados y a sus
particularidades técnicas y formales a manera de temas principales, junto con
las historias específicas de sus autoras.22
Perspectivas y enfoques
Con base en los proyectos y publicaciones mencionados, es posible afir-
mar que una de las tendencias más importantes ha sido la definición de la prác-
tica y del término. Tenemos que, tanto en México, como en otras latitudes, los
dechados han sido referidos como “[...] libros y cuadernos de aprendizaje y
muestras que las mujeres creaban para aprender y copiar los motivos decora-
tivos y sus técnicas para adornar sus prendas, tanto de indumentaria, como de
ajuar”.23
Para 1611 en el diccionario Tesoro de la Lengua por Sebastián Covarru-
bias, se publicó la siguiente definición para el término dechado'.
el ejemplar de donde la labrandera saca alguna labor, y por translación
decimos ser dechado de virtud el que da buen ejemplo a los demás y oca-
sión para que lo imiten. Díjose de la palabra dictatus, porque el que co-
pia de escritos de otros, lo va distando, u otro se lo dicta, y lo que este
traslada se llama copia, y el libro, o escritura de donde lo saca ejemplar:
y ejemplar, y dechado vienen a significar una cosa.24

22 Como ejemplo, revísese el siguiente caso: Elizabeth Parker ’s Sampler, 2015.
23 Don Quijote en el campus 2005: 231.
24 Covarrubias Horozco, 1611: 637.
loading ...