Aguilar y Cuadrado, Raphael
Guadalajara - Alcalá: 48 ilustr. con texto — Barcelona, 1914

Page: 8
DOI Page: Citation link: 
https://digi.ub.uni-heidelberg.de/diglit/aguilar_y_cuadrado1914/0010
License: Free access  - all rights reserved Use / Order
0.5
1 cm
facsimile
advocación de «La Piedad», D.* Brianda de Mendoza y Luna, hija
del segundo Duque del Infantado. Un paredón que cierra el edificio,
impide que la arruinada iglesia luzca la belleza de su portada de
abalaustradas columnas y un gentil arco artesonado que cobija un
relieve de la Virgen de los Dolores. Sin lucimiento se encuentra
también la preciosa portada plateresca que da paso al claustro, y en
éste es donde puede admirarse lo más artístico y monumental de la
«bra. Forman el patio dos galerías: la baja, de columnas corintias
que sostienen el arquitrabe, y la alta, adornada de un antepecho de
caladas escamas, lo mismo que la barandilla de la escalera, hacien-
do un conjunto de armoniosa belleza. En la Biblioteca de este
edificio, que cuenta con más de 5000 volúmenes, se conservan, a
más de una Biblia políglota, varios incunables y 10 códices del
siglo xv.
En la Parroquia de Santa Marta de la Fuente, que nada tiene de
notable, aparte del estilo semi-oriental de sus puertas con arcos
de herradura, se conservan en la capilla mayor los enterramiento»
de la familia de los Albornoces, y al lado del evangelio el busto de
Juan de Morales, Tesorero de los Reyes Católicos. En la capilla
de las Candelas está el sepulcro de alabastro de su egregio funda-
dor D. Alonso Yañez de Mendoza, Chantre de Toledo, confesor de
D.a Isabel la Católica y confidente del Cardenal Mendoza.
Próximo al Palacio de los Duques del Infantado, está !a Parro-
quia de Santiago, horriblemente mutilada por razón del ensanche
de la Ciudad, sin que se tuvieran presentes sus tradiciones de Mez-
quita, ni la de sus siete puertas, por donde es fama que entraron los
siete Infantes de Lara.
La Iglesia de San Gil, conserva el pórtico donde el Consejo
celebraba sus asambleas, y en la de San Ginés pueden admirarse, a
los lados del presbiterio, los sepulcros platerescos, con las estatuas
de alabastro arrodilladas de D. Pedro Hurtado de Mendoza, hijo del
Marqués de Santillana, y su segunda mujer D.* Juana de Valencia,
dama de Isabel la Católica, fundadores del Monasterio de Benala-
que, próximo a la ciudad. En las dos primeras capillas laterales
están colocados los restos del primer Conde de Tendilla, D. Iñigo
López de Mendoza y su mujer D.* Elvira.
La Iglesia de la Antigua, es una de las que, al decir de las viejas
crónicas, permaneció abierta al culto cristiano después de la con-
quista de Guadalajara por los árabes.

8
loading ...