Polski Instytut Studiów nad Sztuką Świata [Editor]
Sztuka Ameryki Łacińskiej: studia o sztuce kolonialnej, nowoczesnej i współczesnej — 2.2012

Page: 27
DOI article: DOI Page: Citation link: 
https://digi.ub.uni-heidelberg.de/diglit/aal2012/0031
License: Free access  - all rights reserved Use / Order
0.5
1 cm
facsimile
Revisitando el orden zoomorfo. ..

27

to del Perú - posiblemente, posterior a 168722 Por lo contrario, en Cuzco, se
usan salomónicas pero al tercio con anterioridad a cualquier otro lugar del Vi-
rreinato como se ve en el altar mayor de Santa Catalina, fechado en 166523. En
las riberas del Titicaca, las encontramos en 1684 - altar mayor de Copacabana24
- . El uso de columnas tritóstilas en Pomata - quizá de influencia cuzqueña - es
posible que se deba más a la necesidad de comunicar una expresividad vibrante
que a un gusto ‘ecléctico’ del barroco, a una búsqueda de suntuosidad ornamen-
tal o a evidenciar la función del fuste25. Aquí, en la utilización de este tipo de
columna mixta es donde más claramente se manifiesta la transición26. Otro ras-
go del barroco seiscentista es, a partir de 1660, la construcción de un gran tro-
no para la Virgen sobre el sagrario27. El problema es que el trono actual sufrió
modificaciones posibles de rastrear en documentos en el período que va entre
1819-182428, lo que hace que, aunque responda a esta característica, esta par-
ticularidad no sería estrictamente del todo válida para caracterizar el estilo del
retablo. Sin embargo, si recurrimos a un inventario tan minucioso como el de
177329 se puede inferir que esta estructura ya se da, puesto que a la descripción
del sagrario le sigue inmediatamente la del trono; además, es probable que en
la readaptación de 1819-1823 haya respetado la disposición primigenia del re-
tablo antiguo que coincidía con este rasgo del barroco seiscentista. Por último,
los ornamentos que acompañan a los tableros donde se encuentran los lienzos
de los dos primeros cuerpos laterales son otra característica del XVII, en espe-
cial, los frontones quebrados sobre los nichos30.

22 Bayón et al 1989: 221.
23 Bayón et al 1989: 84.
24 Bayón et al 1989: 88.
25 González Galván 2006: 121-122.
26 Mesa - Gisbert 1972: 234-235.
27 Mesa-Gisbert 1972: 192.
28 El inventario de 1786, en la revisión de 1823, comenta modificaciones al sagrario y al trono
de las cuales con los sobrantes sirvieron para hacer dos nuevos altares como ya se ha dicho - el de
del Rosario y el de un Penitente -. En la revisión de 1824, que se explica el destino de los espejos
del trono, quitados de éste luego de la modificación hecha en el período que va entre 1819-1823.
“De los espejos qe se quitaron del Trono de Na Sa del Rosario, quatro grandes, se han puesto en
la vidriera del sagrario, y dos chicos en el arco, y sobran tres sueltos qe les he hecho poner sus
marcos” (ARP 1786: 14 recto).
29 ARP 1773: 6 recto.
30 Mesa et Gisbert 1972: 192
loading ...