Polski Instytut Studiów nad Sztuką Świata [Hrsg.]
Sztuka Ameryki Łacińskiej: studia o sztuce kolonialnej, nowoczesnej i współczesnej — 2.2012

Seite: 58
DOI Artikel: DOI Seite: Zitierlink: 
https://digi.ub.uni-heidelberg.de/diglit/aal2012/0062
Lizenz: Freier Zugang - alle Rechte vorbehalten Nutzung / Bestellung
0.5
1 cm
facsimile
58

Ewa Kubiak

tidos por falta de exactas informaciones directas. Así por ejemplo no coincide
con Rubén Vargas Ugarte61 o Harold E. Wethey62 que atribuyen la autoría de
los proyectos a Carlos Pavía. Apuntando a fuentes directas San Cristóbal atri-
buye la obra a Asensio de Salasa. Además presenta un análisis crítico del estu-
dio estructural de la portada realizado por Georg Kubler63 y critica también su
punto de vista sobre el vínculo formal de la iglesia franciscana con la fachada
de la iglesia jesuíta y con la catedral en Cusco, un punto de vista que comparte
también Graziano Gasparini.64 Antonio San Cristóbal propone su propio análi-
sis estructural de la portada, introduciendo el término de semi retablo. El autor
expone que en el primer cuerpo de la fachada vemos un portal “común” con co-
lumnas pareadas, mientras que el segundo cuerpo podemos considerar una por-
tada retablo, ya que muestra una serie de hornacinas con figuras de santos y una
estructura general parecida a la composición de un altar65.
2.2. La planta de la iglesia, el sistema de la construcción
Y LA CONCEPCIÓN ESPACIAL
El plano y el sistema constructivo empleado en la iglesia de los jesuítas en
Cusco es un modelo muy popular en toda la región. El templo está construido
de piedra, sobre plano de cruz latina, de una sola nave con transepto y un pres-
biterio cuadrado. [Fig. 8] A los laterales de la nave principal hay una serie de
capillas [Fig. 11], de poca profundidad, cubiertas por bóvedas de cañón apoya-
das en columnas: La construcción se corresponde al sistema de pilares mura-
les66. La cúpula de media naranja sobre pechinas que cubre el crucero dispone
de una linterna [Fig. 10]; en la nave, en el transepto y en el coro hay bóvedas
vaídas separadas por arcos fajones. El coro está ubicado entre las torres, y la
nave consta de cuatro tramos. Este tipo de plano, de la organización espacial
y del sistema constructivo se propagó tanto en Cusco como en regiones más le-
janas, estas características encontramos en muchas iglesias no solamente jesui-
61 Vargas Ugarte 1968: 301.
62 Wethey 1949: 222.
63 Kubler, Soria 1959: 91-93.
64 Gasparini 1972: 252-253; un punto de vista similar representa también Damian Bayón
(Bayón, Marx 1989: 63).
65 San Cristóbal 2006: 21.
66 En el inventario del año 1767 en la descripción de la nave se menciona solamente los al-
tares y no las capillas laterals, pero en la característica de entablamento de la nave se dice de las
capillas: “Ittem seis dichos comunes marcos grandes iguales dorados en las columnas de cañón
y cima de los arcos de las Capillas sobre la verandilla que corre toda la iglesia, diez y seis lien-
zos, abrazando dos cada ventana con sus dos de Laurel dorado.” (AGNP Temporalidades [Inven-
tarios] 1/13: 26 r.)
loading ...