Polski Instytut Studiów nad Sztuką Świata [Hrsg.]
Sztuka Ameryki Łacińskiej: studia o sztuce kolonialnej, nowoczesnej i współczesnej — 7.2017

Seite: 36
DOI Artikel: DOI Seite: Zitierlink: 
https://digi.ub.uni-heidelberg.de/diglit/aal2017/0040
Lizenz: Freier Zugang - alle Rechte vorbehalten Nutzung / Bestellung
0.5
1 cm
facsimile
36

Ana Longoni

realizada para participar en la renombrada exposición colectiva “Homenaje al
Viet-Nam”, convocada por Ferrari y Carlos Gorriarena en la galería Van Riel
entre abril y mayo de 1966. Hasta entonces Romero había escindido su labor
como artista (producía grabado experimental en solitario, cosechando varios
premios en distintos salones) de su condición de activo militante político-sindi-
cal (integraba una lista opositora en el gremio telefónico).
Los grabados que Romero realizó en esos años partían de la serialidad
geométrica para alterarla al introducir cortes y pliegues en el papel. “Yo hacía
obras que eran con papel cortado y las iluminaba de forma que de donde la vie-
ras se podía ver una obra u otra. Así empecé a preocuparme por la cuestión de la
participación del público”, recuerda.32 Como señala Fernando Davis, esas inter-
venciones sobre el soporte, que deja de ser una superficie pasiva receptora de la
imagen fijada en una matriz, dinamizan y tensionan los postulados del grabado
canónico. Romero encontraba en ese tipo de experiencias visuales la posibili-
dad de una percepción multiplicada en que la obra variaba de acuerdo al punto
de vista, redundando en una más activa participación del espectador.
En American Way of Life, en medio del artilugio visual de papeles corta-
dos y plegados, de golpe se cuela una contundente fotografía de prensa, en la
que se ve a un soldado estadounidense pateando el rostro de un prisionero viet-
namita, junto al epígrafe: “La ira del ‘ranger’ se descarga sobre el prisionero
vietcong”. Allí contrasta:
la cruda cita de la violencia, en su obscena exhibición mediática, con los
ritmos geométricos que introduce sobre el soporte en la acción sistemáti-
ca de cortar y doblar el papel, práctica que entonces formaba parte de sus
exploraciones geométricas.33
Fue la primera vez que Romero incorporó a su obra un recorte de prensa,
y desde entonces la apropiación de textos e imágenes ajenas se volvió un re-
curso habitual en su método de trabajo, que muchas veces se nutre de su colec-
ción de palabras, titulares, fotos, páginas y hasta ejemplares enteros que reco-
lecta cotidianamente.
La imagen se completa con el contrapunto entre la repetición insistente
de la palabra Vietnam extraída de un titular y del fragmento de otra foto de la
guerra, ambos tomados de la contratapa del diario El Mundo, y reiterados una
y otra vez emulando los cortes geométricos del papel. Palabra, imagen y plie-
gue instalan un ritmo serial en el que el juego óptico se (re)carga de una nue-
va potencia. Las fotos y las palabras recortadas de la prensa, al despegarse del

32 Entrevista a Juan Carlos Romero realizada por la autora y Mariano Mestman, Buenos Ai-
res, 1993.
33 Davis 2009b: 25-28.
loading ...