Polski Instytut Studiów nad Sztuką Świata [Editor]
Sztuka Ameryki Łacińskiej: studia o sztuce kolonialnej, nowoczesnej i współczesnej — 2.2012

Page: 88
DOI article: DOI Page: Citation link: 
https://digi.ub.uni-heidelberg.de/diglit/aal2012/0092
License: Free access  - all rights reserved Use / Order
0.5
1 cm
facsimile
88

Guadalupe Romero Sánchez

desarrollo común de los oficios y doctrina, aunque el cura declaró que los bie-
nes que había en el interior procedían de todos los pueblos que acudían a re-
zar a Viracachá y que los naturales los traían consigo, otros habían sido cedidos
por los encomenderos de estos pueblos de Soatá, Cochavita y Monquirá, entre
otros, por lo que se deducía que en realidad los bienes de los que eran propieta-
rios los indios de Viracachá eran muy escasos en proporción con los que había.
De entre todos los bienes y piezas que se relacionan destaca un ornamento
que regaló al templo doctrinero Juan de Novoa, cuñado del encomendero Alva-
ro Suárez, este conjunto de vestiduras sagradas estaba confeccionado con una
tela muy fuerte de seda denominada de damasco, procedente de China, adorna-
da con una cenefa del mismo tipo de tejido de color carmesí, compuesto ade-
más por una estola, manipulo y alba, y con faldones del mismo tipo de tela car-
mesí, amito y cíngulo. Otro de los textiles que se hallaron fue un frontal de
damasco de China con sus frontaleras y manguillas de terciopelo carmesí ador-
nado con franjas de oro.
Tres meses más tarde, en la misma comisión de visita, Luis Henriquez vi-
sitará otro pueblo adscrito al repartimiento de Tunja, denominado Paipa36. Al
ingresar en el templo comprueba, en presencia del padre Rodrigo de Vargas
que la construcción de la iglesia presentaba las mismas características y tenía
las mismas deficiencias y que la de los pueblos de alrededor, entre los que se
encontraba Viracachá. En su interior va a localizar algunos textiles proceden-
tes de China, entre los que estacaba un manto de tafetán azul con el que se ves-
tía una imagen de bulto redondo de Nuestra Señora, y un frontal de damasco
blanco, azul y amarillo “con caídas de lo mismo, con su flocadura de seda azul
e hilo de plata”37.
El 24 de febrero de 1603 el oidor Diego Gómez de Mena realiza la visita
al pueblo de Subachoque, donde efectuó todas las averiguaciones pertinentes
a fin de recabar toda la información necesaria para mejorar las condiciones de
los naturales avecindados allí. El cura del pueblo, Gabriel López, le acompañó,
como era habitual, al interior del templo. De la relación de bienes destacamos
“un frontal de lanilla negra con su frontalera e cayda de tafetán de //771v la Chi-
na y damasco de diferentes colores, traydo”38.

36 A.G.N. de Colombia. Sección Colonia. Fondo Visitas Boyacá. Tomo 15. Rollo 28. Folios
54r-54v. Inventario de los bienes de la iglesia de Paipa.
37 A.G.N. de Colombia. Sección Colonia. Fondo Visitas Boyacá. Tomo 15. Rollo 28. Folio
54v.
38 A.G.N. de Colombia. Sección Colonia. Fondo Visitas Cundinamarca. Tomo 10. Rollo 48.
Folio 771r-771v. Inventario de los bienes muebles y ornamentos de La iglesia de Subachoque.
Del documento se extrae información acerca de los materiales con que fue construido el templo
y su estado de conservación.
loading ...