Polski Instytut Studiów nad Sztuką Świata [Editor]
Sztuka Ameryki Łacińskiej: studia o sztuce kolonialnej, nowoczesnej i współczesnej — 2.2012

Page: 157
DOI article: DOI Page: Citation link: 
https://digi.ub.uni-heidelberg.de/diglit/aal2012/0161
License: Free access  - all rights reserved Use / Order
0.5
1 cm
facsimile
La imagen colonial NEOGRANADINA y SU AUREA mediocritas

157

tu condicionan la aparición de la obra de arte, por lo que el historiador debe de-
terminar una temperatura mor ai.
[...] así como se estudia la temperatura física para comprender la apari-
ción de tal o cual especie de plantas [...] se debe estudiar la temperatura
moral para comprender el porqué de la aparición de cualquier especie de
arte [...] Las producciones del espíritu humano, como las de la Naturale-
za, sólo pueden explicarse por el medio que las produce17.

3
Ante este panorama, el estudio del sentido o los significados de las obras
coloniales se enfoca a la búsqueda de la correspondencia formal entre una obra
criolla/mestiza y el modelo europeo, en especial religioso. Esta idea aparece en
los autores citados como “Tiranía espiritual” para Giraldo Jaramillo, o la ten-
dencia a la “repetición incondicional de modelos europeos”en el caso de Gil
Tovar. Tal esquema explicativo general se mantuvo, como se ha visto, desde
el primer texto histórico general de 1948, hasta la enciclopedia de 1975/1986.
Pero este modelo coexistió con otras propuestas surgidas hacia finales de la
década de 1950 y principios de la siguiente, en los trabajos de Martín Soria18,
Enrique Marco Dorta19 y Santiago Sebastián20. Con estos autores surgió una mi-
rada renovada del arte neogranadino, presta a la búsqueda de herencias medie-
vales, renacentistas y mudejares, cuya fuerza se acrecentó con el descubrimien-
to de la pintura mural de la casas de Gonzalo Suárez Rendón, en 1964, y la de
Juan de Castellanos en 1966. Estos conjuntos pictóricos, sumados al de la casa
de Juan de Vargas Matajudíos, conocido desde mediados de la década de 1950,
afianzaron el interés por la interpretación de alegorías y emblemas. Lo trascen-
dental de estos ejemplos es que en ellos se presentó una vía alternativa a la tesis
de la copia acrítica de un modelo religioso, al remitir al universo de los libros
renacentistas y la producción de estampas de temas paganos. Esta riqueza cul-
tural se distancia del Aura mediocritas, con la que Luis Alberto Acuña definió
a todos los artistas que recoge en su Diccionario biográfico de artistas que tra-
bajaron en el Nuevo Reino de Granada, publicado en 1964.
Santiago Sebastián retomó los trabajos realizados durante su estancia en
varios países de América y en especial en Colombia, para su libro Contrarre-

" Taine [1865] 1965:20-21.
18 Soria 1956.
19 Dorta 1957.
20 Sebastián 1962
loading ...