Polski Instytut Studiów nad Sztuką Świata [Editor]
Sztuka Ameryki Łacińskiej: studia o sztuce kolonialnej, nowoczesnej i współczesnej — 2.2012

Page: 195
DOI article: DOI Page: Citation link: 
https://digi.ub.uni-heidelberg.de/diglit/aal2012/0199
License: Free access  - all rights reserved Use / Order
0.5
1 cm
facsimile
La extracción de la piedra de la locura

195

lo de la libertad, obviamente no resulta ser aquí inherente a la obra. En sentido
contrario a Goya, este hombre, este personaje está atrapado en su propia cárcel,
jaula o corral. Y no desea escapar de éste o de ésta porque su universo se encuen-
tra fijado allí dentro. Su cuerpo parece estar condenado a su propio mundo inte-
rior. De manera que el confinamiento en este caso no es una petición de libertad.
Pareciera como si Téllez inicialmente nos revelara que el personaje del cuadro
«loco furioso» ha sido encarcelado y por lo tanto él piensa que no merece estar
allí. El personaje de Goya, está penalizado y el lugar adecuado para ‘curar’ aque-
lla penalización es confinarlo al sanatorio, al hospicio. Goya también ha pintado
los lugares propios para aquéllos que han perdido ‘cordura’, tal como en su cua-
dro «Corral de locos»14 conocido también como «Casa de los locos», y retrata lo
perversos que podrían resultar estos sitios. La imagen de la locura es la imagen
de la perdición y/o del despojo.
Sin embargo, es de hacer notar que el trabajo de Téllez no nos habla de la
institución o del aparato psiquiátrico, como aparato represor. Téllez, tal como
él mismo afirma, no intenta penalizar a la institución o demostrar la incapaci-
dad que conlleva en sí ésta para ‘curar’, puesto que en realidad, no la considera
del todo responsable (aún y cuando contenga en sí su propia parte). Para Téllez,
la institución psiquiátrica representa una parte más de la construcción modé-
lica que traen aparejadas según la concepción foucaultiana15 (cárcel, escuela,
psiquiátrico, hospital, etc.) y en general las instituciones en la época clásica y
moderna que marcan el encierro o el confinamiento como modos de ‘normali-
zación’ y de orden de los sujetos. En referencia a la valoración de la institución
psiquiátrica y la influencia de ésta en su obra, Téllez nos afirma:
[m]i trabajo no confronta una crítica a la institución psiquiátrica, primero
que nada porque mi discurso está hecho, de varios discursos, es decir está
hecho de los discursos de los pacientes que critican muchas veces [...]
o tienen críticas específicas a la institución psiquiátrica donde han estado
hospitalizados. Esa presencia está allí [...] lo que creo es que al final la
crítica a la institución psiquiátrica no es solamente una crítica a ella; sino
una crítica a una serie de aparatos [...] es una serie de aparatos. Es decir,
el aparato psiquiátrico no existe per se, o sea... depende de otra serie de
aparatos... o sea responde a otra serie de aparatos. La institución psiqu-
iátrica precisamente hace lo que puede dentro de la cadena de aparatos
que de alguna manera excluyen al paciente psiquiátrico16.

14 Francisco De Goya, ‘Corral De Locos’, Soporte: hojalata (Técnica: óleo) (43,8 x 32,7 cm;
España: Dallas, Meadows Museo, 1794).
15 Foucault 1991; Véase también: Foucault 1976.
16 Metrópolis 2011 - Javier Téllez (2011) (video, rtve.es) 29,06’.
loading ...