Polski Instytut Studiów nad Sztuką Świata [Editor]
Sztuka Ameryki Łacińskiej: studia o sztuce kolonialnej, nowoczesnej i współczesnej — 4.2014

Page: 65
DOI article: DOI Page: Citation link: 
https://digi.ub.uni-heidelberg.de/diglit/aal2014/0069
License: Free access  - all rights reserved Use / Order
0.5
1 cm
facsimile
El modelo de II Gesü en la arquitectura limeña del siglo XVII

65

cidos mecanismos o procesos con el objetivo de preparar una teoría con una
colección de “datos de observación relacionados”9. Podemos usarlos no sola-
mente en las ciencias económicas o sociales, sino también en las humanidades
- en esta área el autor se refiere a los modelos creados en las religiones -10. Wik-
tor Sztoff, aunque utiliza términos distintos, también escribe sobre la división
de los modelos en dos grupos básicos: los “modelos materiales”, denominados
también “funcionales, reales, substanciales” y los “modelos ideales” compren-
didos como “imaginativos, especulativos y mentales”11. Los primeros inclu-
yen modelos de edificaciones, que sirven para reflejar los rasgos característicos
o las relaciones espaciales, modelos dinámicos, que expresan no tanto la for-
ma como el mecanismo de funcionamiento, y finalmente, igual como Barbour,
modelos analógicos12. Entre los modelos ideales Sztoff distingue los modelos
gráficos, convenidos (que utilizan signos-símbolos) y mixtos. Para el autor to-
dos los modelos, que sirven para investigaciones reales, “experimentales”, hay
que tratarlos como reales - también los modelos en la economía, que permiten
examinar relaciones económicas concretas o reglas generales, mientras que los
modelos ideales tienen sobre todo un carácter teorético13.
El modelo arquitectónico
El primer entendimiento de la palabra “modelo” en la historia de la ar-
quitectura se refiere a la maqueta tridimensional hecha a escala que visuali-
za el monumento arquitectónico o alguna parte de él, a veces también un deta-
lle arquitectónico. Puede estar hecho de madera, yeso, pero también de piedra,
cera o de corcho14. Algunos modelos (aunque hechos a escala) pueden alcanzar
grandes dimensiones. El material dependía de la función del modelo. En el caso
de la actividad artística de Brunelleschi o de Miguel Ángel los modelos sirvie-
ron sobre todo como las indicaciones para los obreros que realizaban sus pro-

9 Barbour 1984: 41-43. El autor escribe también, que “los modelos teoréticos son construc-
ciones originales de la mente humana. Aparecen gracias a la conexión del parecido a lo que es
conocido, con la imaginación creativa, produciendo nuevas ideas. Estos modelos tienen un carác-
ter abierto, son posibles a desarrollar y conducen a la creación de nuevas hipótesis”, Barbour
1984: 64.
10 Barbour 1984: 65-91.
11 Una división similar alega Marek Hetmański escribiendo sobre la modelación de fenóme-
nos, Hetmański 2000: 83.
12 Sztoff 1971: 25-27.
13 Sztoff 1971: 28-34.
14 Koepf, Binding 1999: 56.
loading ...