Polski Instytut Studiów nad Sztuką Świata [Editor]
Sztuka Ameryki Łacińskiej: studia o sztuce kolonialnej, nowoczesnej i współczesnej — 4.2014

Page: 140
DOI article: DOI Page: Citation link: 
https://digi.ub.uni-heidelberg.de/diglit/aal2014/0144
License: Free access  - all rights reserved Use / Order
0.5
1 cm
facsimile
140

Anna Wendorff

religioso. Entendiendo que este último constituye un recorte más general del
fenómeno, o dicho de otro modo que todo sincretismo religioso proviene de un
sincretismo cultural2. Se caracteriza por la fusión de varios sistemas o prácticas
religiosas que corresponden a distintas culturas y en el caso de las relaciones
que se dieron entre España y América fue el producto de las migraciones y con-
quistas que se llevaron a cabo durante diferentes periodos. En América este fe-
nómeno es posible observarlo en muchos y diversos grupos, pueblos locales,
o bien entre los indígenas de América Central y del Sur así como entre algunos
indios de América del Norte, las Antillas, Brasil, etc.
El objeto por el cual hemos elegido un país como México para ilustrar
este tema, se debe a la fuerte presencia de un complejo mestizaje que ha surgi-
do como parte de un “pacto” dado entre el cristianismo y la religiosidad prehi-
spánica, los cuales son fuente primordial de esta visión sincrética entre cultu-
ra religiosa y paganismo. Tanto en el pasado, como en la actualidad; y a la vez
debido a la gran diversificación de sus propias manifestaciones, el proceso de
sincretismo aparece como resultado de una aglutinación de conceptos que a la
vez resultan ser la expresión más fidedigna del fervor religioso tanto cristiano,
como pagano.
Acercamiento al mundo religioso de México
En 1521, Hernán Cortés finalizó la conquista de los aztecas con ayuda de
los tlaxcaltecas y en ese mismo año también se apoderó definitivamente de su
capital. Los conquistadores pensaron que como fácilmente vencieron en terri-
torio azteca, analógicamente podrían evangelizar al pueblo.
Junto con Hernán Cortés, que prontamente avanzaría con sus tropas sobre
el pueblo azteca, los indígenas perdieron una gran parte de su tradición, y les
fue impuesta una nueva forma de comportarse. Pero como algunos quisieron
asemejarse a los vencedores, se dio en consecuencia un proceso de transcul-
turación; no obstante otros que no aceptaron estos cambios o asimilaciones,
continuaron su lucha por el mantenimiento de las culturas originarias. El en-
frentamiento que se dio entre ambos grupos trajo también consigo diferentes
creaciones de relaciones espacio-temporales que dependían de la región en la
que se asentaban. Pero los españoles avanzaban por doquier y las más fuertes
etnias de estos tiempos (una a una) iban siendo derrotadas. A pesar de ello al-
gunas perduraron mucho tiempo, así por ejemplo los mayas de Yucatán fueron
vencidos definitivamente a principios del siglo XX.

2 Walendziak 2009: 246.
loading ...