Polski Instytut Studiów nad Sztuką Świata [Hrsg.]
Sztuka Ameryki Łacińskiej: studia o sztuce kolonialnej, nowoczesnej i współczesnej — 4.2014

Seite: 223
DOI Artikel: DOI Seite: Zitierlink: 
https://digi.ub.uni-heidelberg.de/diglit/aal2014/0227
Lizenz: Freier Zugang - alle Rechte vorbehalten Nutzung / Bestellung
0.5
1 cm
facsimile
¿ ClDADE MARA VILLOSA ?

223

pues del fracaso de la pacificación de una cárcel - probablemente inspirada por
la pacificación de la cárcel Carandiru en Sao Paulo, deja de trabajar en el BOPE
y queda trasladado a un alto cargo en la administración civil de la ciudad. In-
tenta luchar contra el sistema de violencia interior reorganizando las estructuras
de la policía militar. El subtítulo El enemigo ahora es otro indica que los auto-
res han decidido fijarse esta vez en el problema de las relaciones entre políticos
y los policías corruptos. En las favelas pacificadas los policías sustituyen en el
poder a los narcotraficantes y forman unas estructuras paralegales transforman-
do las favelas en sus propias fuentes de ingresos, lo que afecta aún más grave-
mente a los habitantes. La segunda parte refleja el ambiente social de los princi-
pios de la segunda década del siglo XXI, tomando voz en el debate acerca de las
causas de los problemas con las que se enfrentan los brasileños.
Este problema queda aún más explícito en uno de los últimos filmes, per-
teneciente ya completamente al cine de acción Alemáo (2012). La acción tiene
lugar en la favela Alemáo controlada por los traficantes de armas e infiltrada en
secreto por un equipo de cinco policías. El papel de los protagonistas consiste
en determinar las condiciones y estrategias de la planeada incursión cuyo obje-
tivo es desarmar y pacificar la favela antes de la Copa del Mundo. Los policías
quedan sin embargo deconspirados y perseguidos por los delincuentes, tienen
que escaparse de la favela que se ha convertido para ellos en una trampa mortal.
Las partes del conflicto están claramente divididas en los suyos y los otros - la
película fue recibida con interés por los habitantes de Río, a pesar de las reseñas
desfavorables que le reprochan la “pauperización de las favelas en cine”40.
Hay que recordar que a lo largo de los años varias películas occidentales,
desde comedias, pasando por producciones policiacas hasta los dramas, han
creado una imagen de favelas completamente distinto. En todas ellas, las fave-
las son presentadas como lugares donde la gente vive en solidaridad y es allí
donde los protagonistas muchas veces pueden encontrar refugio.
Fuera de Brasil las favelas de Río aparecieron por primera vez en Europa
en una película de aventuras L ’Homme de Rio (El hombre de Rio) del año 1960.
En resultado de una intriga el protagonista, representado por Jean Paul Belmon-
do, llega a Río de Janeiro donde sigue a los secuestradores de su amada, quie-
nes están sobre la pista del tesoro de una antigua civilización amazónica. Su ay-
udante es un niño negro, limpiador de zapatos, de una de las favelas. Cuando el
protagonista logra rescatar a su amada, los dos se esconden de los delincuentes
que los persiguen precisamente en la casa del niño. La imagen de la favela está
idealizada: se la presenta como un lugar tranquilo y seguro, habitado por los
negros, que aunque pobres, son muy generosos y desinteresadamente ayudan

40 Helí de Almeida 2014.
loading ...