Polski Instytut Studiów nad Sztuką Świata [Editor]
Sztuka Ameryki Łacińskiej: studia o sztuce kolonialnej, nowoczesnej i współczesnej — 2.2012

Page: 196
DOI article: DOI Page: Citation link: 
https://digi.ub.uni-heidelberg.de/diglit/aal2012/0200
License: Free access  - all rights reserved Use / Order
0.5
1 cm
facsimile
196

AnnaWendorff, Carlos Dimeo


[Fig. 5. Javier Téllez, ‘The Lunatic’, Técnica Mixta: Instalación y performance
contentiva de dos ‘artefactos’jaula y casa de gallinas
(New York: Silverstein Gallery, 1996).]

La metáfora de Téllez quizá en este sentido apunte a una mirada más uni-
versal frente al mundo que nos rodea o a las diferentes ‘personas’ que nos halla-
mos en éste. A partir de la perspicaz idea que de una forma u otra todos estamos
‘cuasi-encerrados’ en una vida impermeable y frágil; y que en consecuencia se-
ría un contrasentido abordar la cuestión simplemente desde la frontera diviso-
ria entre la locura y la cordura, o a través del tamiz de la institución psiquiátri-
ca como estructura de ordenamiento interior y exterior del sujeto. Precisamente
escapar a la cura, que en la medicina psiquiátrica se trata primeramente con los
fármacos pues resulta una solución «paliativa» al orden, atacar como primera
medida una zona neuronal del cerebro, puesto que es una zona física que pode-
mos reconocer (aunque no podamos observar físicamente) desde fuera. El fár-
maco ha reemplazado evidentemente al motivo ‘boschiano’. El fármaco se di-
giere, pero la locura se extrae. Este análisis es pertinente, ya lo hemos dicho, no
entendido desde la perspectiva terapéutica. Téllez no toma la idea como vía de
búsqueda con el objetivo de transformar tampoco al sujeto, porque ello signifi-
caría para el artista un contrasentido levisiano. «Soy totalmente solo; así, pues,
el ser en mí, el hecho de que existo, mi existir, es lo que constituye el elemento
absolutamente intransitivo, algo sin intencionalidad ni relación. Todo se puede
intercambiar entre los seres, salvo el existir...»17 en este sentido abordar la ‘psi-
que’ del otro es una manera de abordar mi propia ‘psique’ que es la representa-
ción del existir. El otro tiene un sentido, la sinrazón no es de él, sino de mi in-
diferencia que resulta incapaz de entender al otro. Téllez aborda así el discurso
de la tolerancia. Por lo tanto el sello artístico, es el sello bioético, biopolítico

17 Levinas 2008: 53-54.
loading ...