Polski Instytut Studiów nad Sztuką Świata [Editor]
Sztuka Ameryki Łacińskiej: studia o sztuce kolonialnej, nowoczesnej i współczesnej — 4.2014

Page: 116
DOI article: DOI Page: Citation link: 
https://digi.ub.uni-heidelberg.de/diglit/aal2014/0120
License: Free access  - all rights reserved Use / Order
0.5
1 cm
facsimile
116

Carlos Dimeo

Durante este proceso desarrollado a partir del siglo XVI y extendido ha-
sta bien entrado el siglo XVIII, apareció una gran producción dramática fran-
ciscana. Tal como nos vuelve a afirmar Toriz, (esa práctica escénica, de sentido
y de orden se dio): «dentro del contexto de la evangelización, y fueron muchas
los formas de representación»60, de puestas en escena que se realizaron; además
para las cuales utilizaron todo tipo de procedimientos teatrales, inclusive ha-
ciendo de ellos collage, técnicas mixtas en la combinación de distintas artes,
pintura y música, teatro y canto, danza, etc. Así:
[e]l objetivo central era la enseñanza del latín o la doctrina cristiana, los
bautismos realizados ya en forma masiva a la que los dominicos también
se opusieron mucho, hasta la fiesta de la Natividad de Cristo y un texto
del mismo Gante, narrando los acontecimientos propios de la fiesta»61
Como podemos ver, esto tuvo una muy buena razón práctica, y efecti-
vamente ella se sustentó en el proyecto comunicacional de formación y de la
transmisión, pero además y también un criterio amplio de “industria cultural”.
Lo que se advierte de esta manera, es el profundo malestar en la cultura genera-
do a partir de las diferencias que eran cada vez más contrastivas entre el mundo
indígena y el mundo colonial. Y ello estaba mucho más allá de las intenciones
de los frailes. Porque a la vez habrá que reconocer que tenían una razón doble,
que por un lado era la conquista y que por otro lo que su razón definía como
lo «políticamente correcto». Es por ello que la escogencia del teatro entre mu-
chos medios para fomentar la religión no fue una elección hecha al azar. Real-
mente no, al contrario de lo que podemos pensar, supieron armar el gran instru-
mento que los llevaría a su objetivo deseado de una manera más sencilla directa
y efectiva. Femando Horcasitas se refiere en este sentido al impacto que el te-
atro habría producido dentro del mundo indígena y los aportes a los cuáles ha
traído cuando nos explica el porqué los franciscanos habrían optado por el uso
del teatro para su proyecto evangelizado!', en este sentido menciona:
Corno todas las innovaciones culturales, el teatro evangelizador tuvo va-
rias raíces. En este caso una muy humana salta a la vista: en general, a la
humanidad le agrada más ir al teatro que oír un sermón, ante todo si vie-
ne de un predicador que, a pesar de sus buenas intenciones, no sabe co-
municarse efectivamente en la lengua de los fieles.62
Precisamente queda inconclusa, la gran obra franciscana tuvo sus éxitos
preponderantes, esa influencia religiosa, cultural, que fue parte también de la
construcción de una ignominia, mantuvo sus objetivos bien trazados. En Améri-
60 Proenza 2010: 5.
61 Proenza 2010: 5.
62 Horcasitas 2004: 79.
loading ...