Polski Instytut Studiów nad Sztuką Świata [Editor]
Sztuka Ameryki Łacińskiej: studia o sztuce kolonialnej, nowoczesnej i współczesnej — 4.2014

Page: 134
DOI article: DOI Page: Citation link: 
https://digi.ub.uni-heidelberg.de/diglit/aal2014/0138
License: Free access  - all rights reserved Use / Order
0.5
1 cm
facsimile
134

Marta Skwirowska

ta. Con el desarrollo de la televisión aparecieron personajes como Judas de gu-
sto común: Cantinflas, El Santo35, Dolores del Rio36.
Parece, que la actitud de la quema de Judas puede ser considerada como
un tipo de teatro festivo, que se ubica sobre todo en los lugares donde tradicio-
nalmente se presentan la vida pública y los rituales sociales. Cultura no oficial
entra en el área pública, en las calles y en las plazas, representando espectá-
culos no oficiales. En este caso las actitudes festivas presentan en público - con
gracia y burla, con lo profano y obsceno - hechos elementales de la vida y la
muerte humana. Según Richard Schechner (2000), la diversión invade las pre-
tensiones de la cultura oficial hacia la autoridad, la estabilidad, la soberbia, la
indiferencia y la inmortalidad.
El objetivo de la destrucción física, la destrucción de cuerpo de un Judas,
es la purificación espiritual de la muchedumbre. Con su muerte, el traidor está
responsable por sus hechos. A pesar de la condena de Judas, todo ocurre con
respeto a la ley: se presenta las pruebas por las cuales está acusado de críme-
nes. La fiesta es una introducción hacia la ofrenda, la cual será su momento api-
cal y la solución (Rene Girard). El Judas está tronado, la gente se divierte. Todo
este acontecimiento tiene su dramaturgia: con actores, héroe principal, papeles
para actuar, creación (el desfile y el juicio) y el auditorio. Justo con la diversión,
la crítica social está presente.
Lo interesante del arte efímero mencionado en este artículo, es que ese
tipo de arte ha hecho una vuelta. El papel primario que desempeñaba cambió:
la diversión callejera se convirtió en la diversión escondida en casas, la función
lúdica cogió la función decorativa (un Judas-juguete en forma pequeña como
un adorno de casas o de coches). Pero con el tiempo, otra vez salió a la calle
y entró a las escaparates de las galerías y a las salas de los museos: Bajo el aus-
picio de las autoridades locales la quema de un Judas tradicional en forma de
diablo rojo entra a las galerías y a los museos, y sin permiso se presenta el trai-
dor en las plazas, principalmente de los barrios pobres. Pero no importa como
él sea, el Judas rebelde y traicionero, u oficial y autorizado, termina su vida des-
truido u olvidado.

35 El Santo, nombre artístico de Rudolfo Guzmán Huerta (1917-1984), un luchador mexica-
no y actor. Fue el icono de la cultura popular mexicana en los 50s y 60s.
36 Dolores del Rio (1905-1983), actriz mexicana.
loading ...