Polski Instytut Studiów nad Sztuką Świata [Editor]
Sztuka Ameryki Łacińskiej: studia o sztuce kolonialnej, nowoczesnej i współczesnej — 4.2014

Page: 171
DOI article: DOI Page: Citation link: 
https://digi.ub.uni-heidelberg.de/diglit/aal2014/0175
License: Free access  - all rights reserved Use / Order
0.5
1 cm
facsimile
Hechos hierofánicos y experiencias místicas

171

Cada fe y tanto más la amalgama de las creencias cambia con el tiempo,
metamorfoseándose, tanto es así que el sincretismo religioso en México es un
proceso vivo, dinámico, que ejerce día a día multitud de cambios, transformán-
dose.
Además el proceso examinado consiste en ser un testimonio de que el fe-
nómeno de la transculturación nunca llegó a estar totalmente completado y a la
vez se puede considerar testimonio de que la España de esa época no era capaz
de predominar totalmente. En ese contexto se expresa la resistencia cultural de
los indígenas, cuyos elementos religiosos eran tan fuertes que nunca llegarían
a ser totalmente desvanecidos de su propia cultura.
Especial atención merece la pregunta de si los indios se evangelizaron gra-
cias a la actividad de los misioneros y por consiguiente como fue en realidad el
carácter del sincretismo religioso en México. En este sentido el estudioso Elugo
G. Nutini cree que el sincretismo religioso en México tuvo 3 etapas. En la últi-
ma de ellas la configuración y doctrinas obtuvieron un carácter puramente cató-
lico, así que los indios no diferenciaron las partes entre su antigua fe y el cato-
licismo. De esta manera desaparecieron las grandes contradicciones que había
entre ambas creencias religiosas y los mismos nativos empezaron a pensarse
a sí mismos como cristianos.
Nutini básicamente diferencia dos tipos de sincretismo: uno dirigido y uno
espontáneo. Según el autor, el primero es el resultado del trabajo de los misio-
neros católicos y sucede bajo su control y dominio. Los clérigos con propósito
claro y definido utilizan las simetrías que existen entre ambas posturas religio-
sas, sobre todo si se trata del contexto exterior y no del contenido79. Tal como
asevera W. Madsen en su análisis “Christo-Paganism”:
la forma de un nuevo elemento de cultura es más fácil de aceptar que
el significado con ella vinculado, dado que la forma es más fácil de ob-
servar e imitar que el contenido. Los modelos de cultura abstractos, tales
como nociones religiosas, actitudes culturales y valores, probablemente
nunca pueden transmitirse íntegros80.
El segundo tipo del sincretismo religioso se llama espontáneo y es mucho
más independiente- adiciona Nutini. En su formación, el papel de los misione-
ros no es tan importante, pues los eclesiásticos no ejercen tanto poder y además
en la nueva amalgama de las religiones se quedan más ingredientes de la fe pre-
colombina.
Nutini basándose en sus estudios en el Valle de México llega a la conclu-
sión que en este territorio sucedió sobre todo un proceso de sincretismo diri-
79 PlRTTIJÁRVI 1992.
80 Frankowska 1985: 80.
loading ...